Acupuntura y Embarazo

1
acupuntura y embarazo

Salud y Belleza en el embarazo. Acupuntura.

El embarazo de cualquier mujer ha de ser una época de plenitud en la que la felicidad se refleje en la cara.

Todo está a favor de la belleza natural de las embarazadas, pero para que esta sea posible solo hay una forma posible y es que esta mujer embarazada se sienta perfectamente bien.
Como todos sabemos cualquier posibilidad de tratamiento durante el embarazo ha de tener una estricta supervisión médica, ya que al atravesar la barrera placentaria, puede afectar al feto. Este es uno de los principales motivos por los cuales los tratamientos con acupuntura son de gran utilidad durante el periodo gestacional y también durante la lactancia.

La acupuntura es una técnica milenaria que forma parte de la Medicina Tradicional China con más de tres mil años de experiencia. En occidente se ha ido haciendo un lugar poco a poco, pero actualmente ya podemos decir que es una práctica habitual y muy poca gente es la que no ha oído hablar nada sobre el tema.

Mediante de la colocación de unas pequeñas e indoloras agujas, regulamos la energía del organismo y vamos a tratar los desequilibrios de la misma.
En la Medicina Tradicional China, se han descrito unos trayectos llamados meridianos por los que transcurre esta energía. Estos meridianos recorren el cuerpo en su totalidad y en ellos se encuentran la mayoría de los puntos que vamos a utilizar para estos tratamientos.

Esta energía llamada Qi se manifiesta en dos fuerzas opuestas y complementarias, que son el Yin y el Yang. Son dos energías opuestas y complementarias. No existen la una sin la otra y su desequilibrio produce la sintomatología en cualquier persona, que trataremos para restablecer el equilibrio mediante la acupuntura.

La energía y la sangre de la mujer, en contínuo movimiento, durante el embarazo se van a concentrar en útero, en vez de salir al exterior como pasa cada vez que la mujer tiene la menstruación.

Esta energía y sangre que han de nutrir al feto, así mismo durante los 9 meses de embarazo, nutre a la madre, cosa que nos explica el que las futuras madres en muchos casos estén radiantes, sobretodo en el segundo trimestre.

En este segundo trimestre con la aportación extra de energía y de sangre es frecuente ver una “tregua” en patologías crónicas como asma o migraña por poner un ejemplo.

La piel es un reflejo de la salud de la persona, y cuanto más equilibrada y saludable esté la mujer embarazada mejor aspecto tendrá.

Por lo contrario, en los casos no infrecuentes, que hay desequilibrios y aparece patología, el embarazo se puede llegar a convertir en una pesadilla que solo se espera que llegue a su fin.

Veremos embarazadas con ojeras, después de días y días de vomitos e insomnio, piernas edematosas, dolores de espalda, y todo un abanico de síntomas que sin ser graves en la mayoría de los casos, si que se magnifican al no poder tomar medicación y la ansiedad añadida de la posibilidad de perjudicar al deseado bebé.

En esta situación el médico acupuntor tiene mucho que hacer para aliviar todos estos síntomas.Tanto en los problemas que aparecen en la primera parte del embarazo como náuseas y vómitos, como en los que suelen verse al final, dolores de espalda, ciática etc.

Otro colectivo preocupado por el embarazo son las mujeres que toman medicación crónica antes del embarazo. Es muy alentador saber que también se pueden beneficiar de estos tratamientos y ayuda a dejar aunque sea de manera temporal antiinflamatorios, ansiolíticos, antidepresivos etc.

Una situación sorprendente para la mayoría de los no expertos en el tema, en la que el medico acupuntor puede ayudar es en el caso de las malposiciones fetales. Si,si, si el bebé no está en la posición correcta ( de nalgas, presentación transversa ) está en juego una cesárea.

Mediante la moxibustión, que es otra técnica de Medicina Tradicional China , que consta de unos puros fabricados con una hierba llamada ” artemisas vulgaris”, que se aplican en un punto concreto de acupuntura,si acuden entre las semanas 28 y 38 de embarazo, podemos conseguir que el feto encaje de manera correcta de manera casi mágica, en algunos casos en una única sesión, para alegría de la madre y sorpresa de la comadrona.

Si ahorramos la cesárea, el tiempo de recuperación de la madre se acorta bastante, así como el evitar molestas cicatrices.

De que dependerá que una embarazada pueda lucir un aspecto saludable, una piel bonita y una cara radiante? Dependerá de su estado energético previo. Nada pasa por que si.

Las mujeres que están más “equilibradas” energéticamente hablando, tendrán seguramente menos síntomas durante el embarazo así como las mujeres que lleguen a la edad madura con la energía bien compensada también tendrán menos síntomas durante la menopausia.

Comments are closed.