En esta época del año, con el frío y el viento los labios se cortan y se agrietan con más facilidad, pero también son frecuentes los brotes de herpes labiales con los resfriados y las bajadas de defensas y éstos acaban produciendo heridas en los labios que tardan en cicatrizar y que cursan con dolor, así que hoy os queremos hablar de Buccarom, el producto más eficaz que hemos encontrado hasta el momento para reparar y cicatrizar las heridas, aftas y otras afecciones bucales en un tiempo récord.

¿Qué es Buccarom?

Buccarom es un gel bucal formulado a base de aceites esenciales 100% puros, naturales y quimiotipados,  es decir, de los que se conoce la composición bioquímica exacta y por tanto se garantiza totalmente su eficacia y seguridad.

Es un producto de Pranarôm, laboratorio experto en aromaterapia del que ya os hablamos con el aceite de siempreviva amarilla y en el que tenemos total confianza, porque la calidad de sus principios activos y sus métodos de elaboración hacen que sus productos tengan una eficacia muy superior a otros productos con composiciones iguales o similares.

 

¿Para qué se utiliza?  

Buccarom es realmente un multiusos para toda la zona bucal, ya que se utiliza sobre todo para tratar las aftas (llagas), úlceras bucales y todas las afecciones bucales en general, porque gracias a su composición, desinfecta, favorece la cicatrización y alivia el dolor de inmediato. Pero también se puede utilizar para la higiene bucal diaria, ya que al ser un potente antiséptico, previene y combate la halitosis (mal aliento), así que tiene utilidad como reparador y antiséptico de heridas y aftas bucales, y como gel de higiene dental y bucal.

 

¿Qué contiene su fórmula?

Su fórmula contiene aceites esenciales quimiotipados de:

  • Árbol del té: potente antibacteriano de amplio espectro, antiviral, fungicida y parasiticida. Estimulante inmunitario y protector cutáneo frente a agresiones externas (radioterapia…).
  • Palmarosa: potente antibacteriano de amplio espectro, fungicida y antiviral. También es estimulante inmunitario y cicatrizante.
  • Menta piperita: anestésico, analgésico, antipruriginoso (anti-picor), antibacteriano.
  • Laurel: antibacteriano, potente antiviral y fungicida.
  • Clavo de especias: antibacteriano de amplio espectro, fungicida, antiviral, estimulante inmunitario, anestésico.
  • Hinojo: antiséptico
  • Jengibre: analgésico
  • Katafray: antiinflamatorio, analgésico, antipruriginoso y antihistamínico.

 

¿Cómo se utiliza?

Uso local: aplicar una pequeña cantidad de gel sobre la zona afectada cuatro veces al día. Preferiblemente no enjuagar la boca y no beber ni comer durante la hora siguiente a la aplicación.

Higiene diaria bucal: depositar una dosis de gel sobre el cepillo de dientes, después añadir el dentífrico y proceder al cepillado normal de los dientes.

Se presenta en un envase (tubo) de plástico de 15 g y su precio aproximado es de 10 €.

 

Precauciones

Lavarse las manos antes y después de cada aplicación.

Evitar el contacto con los ojos (en caso de irritación aclarar los ojos con  abundante agua).

Mantener fuera del alcance de los niños pequeños.

No utilizar en niños menores de 36 meses.

No utilizar durante el embarazo.

 

Valoración Doctors & Labs

Conocimos Buccarom este verano cuando a una de nosotras le apareció una herida en el labio que no cicatrizaba con nada; no era un herpes labial pero era una herida parecida a la que dejan los herpes en su última fase, y después de dos semanas aplicando los mejores reparadores labiales, incluso los reparadores multiusos más potentes como  dermalibour o cicalfate, no conseguía repararla ni cicatrizarla, y cada vez había más inflamación y dolor, hasta que un día una amiga nuestra farmacéutica vio la lesión y no lo dudó, nos dijo que ella siempre aconsejaba Buccarom en su farmacia para todas las afecciones bucales y que los resultados eran milagrosos, que siempre funcionaba, incluso en los herpes labiales, así que ese mismo día compramos Buccarom en una farmacia y desde la primera aplicación nos quedamos alucinadas…el alivio del dolor fue inmediato gracias a su poder analgésico y anestésico, y en sólo 3 aplicaciones la herida ya había empezado a involucionar, estaba menos inflamada y empezaba a cicatrizar de forma espectacular. En dos días, la herida con la que llevaba más de dos semanas estaba completamente curada y desde entonces no utilizamos ningún otro producto cada vez que tenemos una herida o afección bucal y siempre nos funciona igual de rápido y bien.

Tiene un aroma muy fuerte debido a los aceites esenciales que contiene, y tras su aplicación deja la zona adormecida unos minutos (gracias a su acción anestésica) produciendo una sensación de alivio inmediato. Si tenéis que aplicarlo sobre una zona húmeda, como por ejemplo en la lengua después de una mordedura o en la mucosa bucal interna, os aconsejamos que antes de aplicar el gel, sequéis la zona con una gasa o tissue de papel para que se adhiera mejor.

Y por último, también lo hemos probado junto al dentífrico para mejorar la higiene bucal y dental, y aunque pensábamos que iba a dejar mal sabor y la boca un poco dormida, no es así, ya que al aclararse con agua, el sabor y la acción anestésica no perduran.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here