Cuida tu flora intestinal con SynGut

2
Cuida tu flora intestinal con SynGut

Hoy dedicamos nuestro post al complemento alimentario simbiótico Syngut, ya que cada vez se oye más hablar sobre los probióticos y los prebióticos – aunque mucha gente no sabe la diferencia que hay entre ambos -, pero quizás nunca hayáis oído hablar del concepto simbiótico, así que queremos aclararos todos estos conceptos para que comprendáis la importancia y los beneficios de cada uno de ellos.

La microflora intestinal

Los microorganismos intestinales que forman parte de la microflora intestinal tienen un papel muy importante en la regulación del sistema inmunitario y de las funciones intestinales, ya que desempeñan un papel fundamental en el bienestar de la mucosa intestinal contribuyendo a la digestión de los alimentos, a la inhibición del crecimiento de microorganismos potencialmente patógenos, a la conversión de compuestos dañinos en sustancias menos tóxicas y a la producción de moléculas bioactivas que intervienen en la fisiología del organismo.

La microflora intestinal se compone aproximadamente de 100 mil millones de bacterias con más de 400 especies presentes, muchas de las cuales se adquieren al nacer; y el número total de bacterias intestinales es aproximadamente 10 veces mayor que el número de las células que constituyen el organismo.

Las diferencias en la composición de la microbiota intestinal entre las personas alérgicas y las que no lo son han dado lugar a la hipótesis de que ciertas cepas bacterianas pueden ayudar a protegernos frente a la aparición de alergias.

Así que la composición de nuestra microflora intestinal es muy importante para que ésta pueda desarrollar de forma correcta sus funciones, sobre todo la inmunitaria, ya que aproximadamente el 60 % de las células inmunitarias del cuerpo se encuentran en la mucosa intestina.

La colonización microbiana del intestino tiene una función esencial en el mantenimiento y la regulación de la función de la barrera intestinal.

Según se ha demostrado, si hay alteraciones en la microbiota intestinal, pueden asociarse o  contribuir al desarrollo de alteraciones patológicas como la obesidad, la diabetes, las enfermedades inflamatorias intestinales y los trastornos inflamatorios (incluida la rinitis).

Probióticos, prebióticos y simbióticos

 Probioticos: La OMS (Organización Mundial de la Salud) define los probióticos como “microorganismos vivos que cuando se toman en cantidades adecuadas confieren un beneficio al organismo”. Es decir, serían las “bacterias buenas” que nos aportan beneficios, pero para que un microorganismo se pueda llamar probiótico debe satisfacer criterios específicos (Directrices del Ministerio de la Salud).

En primer lugar, debe estar claramente identificado a nivel de género, especie y cepa (variante fenotípica dentro de una especie), y la cepa específica debe estar registrada y disponible en un banco de datos internacional.

Además, ya que los efectos del probiótico dependen principalmente de la vitalidad, el probiótico debe permanecer estable durante el proceso productivo y el tránsito gastroentérico, y debe estarlo de modo que se adhiera a la mucosa intestinal y la colonice.

Y por último, la característica fundamental que hace que un microorganismo sea probiótico es la demostración de su participación en la prevención o el tratamiento de un determinado trastorno.

También debe demostrarse su uso seguro. Además, los microorganismos probióticos deben ser reconocidos por el organismo anfitrión (la persona que los toma), que normalmente deberían estar constituidos por los constituyentes de la flora del intestino sano y carecer de efectos colaterales en los pacientes inmunodeprimidos.

La mayor parte de los probióticos son cepas de las especies Bifidobacterium o Lactobacillus.

 Prebióticos: a grandes rasgos podemos decir que los prebióticos son el alimento de los probióticos, es decir, el alimento que necesitan las bacterias buenas que nos aportan beneficios. Por tanto se define como prebiótico a un ingrediente alimentario no digerible que afecta al anfitrión al digerirse de forma selectiva al crecimiento o actividad de una bacteria o un número limitado de ellas en el colon.

En esencia, los prebióticos son oligosacáridos capaces de resistir la digestión de nuestras enzimas digestivas y llegar sin haber sido modificados al colon, donde algunos grupos de bacterias los utilizan como sustratos nutrientes.

El grupo más estudiado de Prebióticos es el formado por la inulina, los fructo-oligosacáridos (FOS) y los galacto-oligosacáridos (GOS), siendo todos polisacáridos complejos que constituyen la fibra alimentaria. Se trata de sustancias presentes de forma natural en muchos alimentos, especialmente en los de origen vegetal, clasificados de acuerdo con el número de unidades de sacáridos que determinan la longitud, identificada por el grado de polimerización (GP).

Simbióticos: los simbióticos son la asociación de probióticos y prebióticos, y su creación tiene como objetivo modificar la microbiota intestinal de una forma más efectiva, ya que combinados se explotan mejor los efectos beneficiosos de las dos clases. Los simbióticos mejoran por lo tanto la supervivencia del microorganismo probiótico, ya que éste dispone de inmediato del sustrato necesario para crecer. SIMBIOTICO= PROBIOTICO + PREBIOTICO

Y si tenemos en cuenta que los prebióticos actúan sobre las bacterias intestinales incrementando el número de bacterias anaerobias beneficiosas y reduciendo la población de microorganismos potencialmente patógenos, y los probióticos actúan sobre el ecosistema intestinal estimulando los mecanismos inmunitarios de la mucosa y los no inmunitarios al entrar en competición con los posibles microorganismos patógenos, una dosis correcta y equilibrada de los dos a la vez, hará que su actividad se sinergie y por tanto, sus beneficios sean mayores.

¿Qué es SynGut?

SynGut es un complemento alimentario simbiótico formulado por los laboratorios Allergy Therapeutics (especialistas en inmunoterapias), que está formado por inulina y una mezcla equilibrada de cuatro cepas de probióticos: Bifidobacterium lactis W51, Lactobacillus acidophilus CW22, Lactobacilus plantarum W21 y Lactococcus lactis W19, seleccionadas apropiadamente debido a sus características demostradas.

Las cepas de probióticos utilizadas en SynGut están seleccionadas de acuerdo a sus características de resistencia gástrica, adhesión a la mucosa intestinal, así como seguridad y falta de resistencia a los antibióticos. Por lo que SynGut puede reequilibrar la flora intestinal debido a las propiedades específicas de sus cepas, como son la restauración de la función de la barrera intestinal, la inhibición de los mastocitos, la actividad β-galactosidasa y las propiedades inmunomoduladoras y antiinflamatorias; además, la adición de la fibra inulina al probiótico favorece la rápida colonización del intestino y el reequilibrio de la microflora intestinal. Y por último, la presencia de minerales específicos asegura la protección frente al choque osmótico durante la resuspensión en agua.

¿Cómo se toma?

Se recomienda tomar un sobre al día disuelto en un vaso de agua a temperatura ambiente durante al menos 60 días. El tratamiento puede repetirse según sea necesario. (Para garantizar la supervivencia de los probióticos, es muy importante no disolverlo con agua caliente ni calentar la suspensión formada).

No tiene sabor, por lo que no resulta desagradable de tomar, y se aconseja tomarlo preferiblemente con el estómago vacío. (Nosotras lo tomamos justo antes de irnos a la cama, cuando ya han pasado varias horas desde la cena.)

Se presenta en un envase de 30 sobres monodosis de 2,5 g cada uno y su precio aproximado es de 38,50 €. (Se puede comprar en las farmacias -aunque la mayoría de las veces tienen que encargarlo y el precio varía un poco según cada farmacia- o en la página web de Allergy Therapeutics, donde además suelen haber promociones.)

Hay que conservarlo en un lugar seco y protegido de la luz directa, a una temperatura no superior a 25ºC.

¿Para quién está indicado?

SynGut está indicado para todas las personas que quieran cuidar y reequilibrar su flora intestinal para tener una buena salud intestinal y una buena respuesta inmunológica. Pero especialmente está indicado en el caso de alergias o intolerancias alimentarias (sobre todo a la lactosa), durante la administración de antibióticos para evitar los cuadros de diarreas asociados a éstos, en enfermedades intestinales crónicas e inflamatorias como son el síndrome del colon o intestino irritable o la enfermedad de Crohn, donde hay estudios realizados que evidencian su mejoría… y en todos los casos en los que se padece de hinchazón abdominal, digestiones pesadas, flatulencias, diarreas crónicas, etc.

Valoración Doctors & Labs

Ya os hemos comentado en otros posts que en Doctors & Labs tomamos probióticos desde hace años para tener una flora intestinal saludable y poder disfrutar de todos los beneficios que eso supone para la salud y el bienestar del cuerpo en general, pero SynGut nos gusta especialmente porque no es sólo un probiótico, sino que como ya hemos explicado, se trata de un simbiótico en el que se asocian probióticos con prebióticos para mejorar su eficacia y poder obtener mayores beneficios en menos tiempo, así que desde hace ya varios meses lo tomamos a diario; y en nuestro caso hemos notado una gran mejoría en las digestiones, la hinchazón abdominal y los cuadros de diarrea asociada a los tratamientos antibióticos, así que os lo recomendamos totalmente como preventivo y coadyuvante de los tratamientos que estéis siguiendo para las afecciones gastrointestinales.

Para otros problemas o patologías como la dermatitis atópica, la rinitis alérgica por ácaros o por pólenes…en las que hay una causa inmunitaria muy relacionada, Allergy Therapeutics tiene otras presentaciones más específicas con otras cepas seleccionadas que tienen una eficacia superior demostrada frente a esas patologías en concreto.

 

2 Comentarios

  1. Me ha parecido muy interesante el articulo, y me gustaría saber que otros productos tiene Allergy Therapeutics para la rinitis alergica por acaros, que es mi caso, ¿podrías indicarmelos?

    muchas gracias y un saludo,

    • Hola Olga, para la rinitis alérgica el simbiótico específico que tiene Allergy Therapeutics se llama ATIprob, y esta compuesto por Lactobacillus paracasei LPC00 y Lactobacillus plantarum LP01, además de los prebióticos (FOS).
      Puedes encontrar más información en su página web.
      Saludos!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here