Hoy tenemos el privilegio de tener con nosotros al Dr. Ramón Tormo Carnicé, uno de los mejores especialistas en gastroenterología y nutrición pediátricas, con gran reputación como experto en la materia y reconocimiento más allá de nuestras fronteras.

Ha sido, entre otras muchas menciones, Jefe del Departamento de Gastroenterología y Nutrición Infantil del Hospital Universitario de la Vall d’Hebrón de Barcelona, Presidente de la Sociedad Española de Gastroenterología y Nutrición Infantil, médico asistente en los Hospitales de Ginebra y Lausana, así como autor de innumerables publicaciones.

Para empezar, Dr. Tormo, quisiéramos saber ¿hasta qué edad un niño debe acudir al pediatra antes de pasar al médico de familia? 

Puede acudir al pediatra hasta el final de su adolescencia (en inglés hasta que deje de ser teenager) es decir, hasta que cumpla 21 años.

Dr. Tormo,  algunas semanas atrás, leíamos en la prensa que un bebé que no había cumplido todavía los dos años de edad, estaba ingresado en el hospital en un estado muy crítico por seguir una dieta vegana. Nos podría explicar por favor ¿en qué consiste una dieta vegana? ¿Qué deficiencias nutricionales puede acarrear? ¿Y cómo puede afectarle esto a un adulto, y en contrapartida, a un bebé en pleno desarrollo?

Una dieta vegana es aquella que es solo a base de vegetales. Se puede llevar una dieta a base de vegetales exclusivamente, pero en ciertas edades de la vida es muy difícil que sea equilibrada, sobre todo confiere aportes de hierro y zinc bajos, malabsorciones por exceso de fibra en el colon, exceso de gases intestinales… y esto nos lleva a hacer un inciso sobre lo que se debe considerar una dieta equilibrada:

Se considera equilibrada, a modo de resumen, si:

  • Las proteínas suministran de un 7 a 14% de las calorías totales, y estas proteínas deben estar formadas y  contener los 10 aminoácidos esenciales, que no podemos sintetizar y debemos recibir del exterior: tales como metionina, valina, leucina, lisina, isoleucina, histidina, triptófano, treonina, y fenilalanina, siendo también convenientes alguno semiesenciales. Recibir una dieta hipoproteica, es decir baja en proteínas, o con carencia de algunos de estos aminoácidos va a repercutir en un crecimiento más bajo, deficiente inmunidad, alteraciones de la piel…entre otros desarreglos.
    Alguien puede argüir: los vegetales pueden dar todos los aminoácidos esenciales; esto no es cierto, tan solo la soja se aproxima algo pero es carente de taurina, metionina y carnitina. Combinando arroz y lentejas se podrían cubrir los 10 aminoácidos esenciales, pero habría que comer una gran cantidad de ellos y continuamente.
  • Las grasas deben suministrar un 30% delas calorías totales y combinar saturadas e insaturadas.
  • Los hidratos de carbono (poli y oligosacáridos y pocos monosacáridos), han de suministrar un 50%-55% de las calorías totales, junto a minerales oligoelemetos, vitaminas, agua…

Existen dietas que son de obligado cumplimiento para los niños que tienen problemas de intolerancias. Por ejemplo, un celíaco debe seguir una dieta libre de gluten. Un diabético, una dieta libre de azúcares; un intolerante a la lactosa, una dieta sin lácteos.

Pero hay algunas personas que optan por retirar ciertos productos sin ser intolerantes. Se puede tener alguna deficiencia nutricional si no se toman azúcares, gluten, lácteos… Etc?

  • Si no se toman azúcares, puede el niño sufrir una hipoglicemia en ciertos momentos del día, por ejemplo antes de las comidas, que se pueden traducir clínicamente por cefaleas o poca atención en las últimas clases de la mañana, justo antes de las comidas.
  • La supresión del gluten innecesaria no produce ningún daño, solo el económico por lo caros que son esos productos.
  • La supresión de la leche innecesaria, conlleva una menor adquisición de masa ósea, osteopenia probable, menor crecimiento (ver mi web: Ramontormo.com sobre talla y consumo de leche de vaca).
  • La supresión de la fruta conlleva deficiencias vitamínicas.

Se habla de la relación entre una introducción tardía del gluten en la dieta del bebé – más allá de los seis meses-, y un posible desarrollo de la enfermedad celíaca. ¿Hay alguna relación confirmada? ¿Cuál es la edad correcta para empezar a tomar gluten?

Últimamente se ha comprobado que la edad de la introducción del gluten tiene poco que ver con el desarrollo de la enfermedad celiaca. De todas formas se sigue aconsejando entre los 4 a 6 meses, en condiciones normales; otra cosa sería en niños con trastornos de la permeabilidad intestinal.

Nuestros lectores nos preguntan si la Celiaquía se cura a medida que el niño crece, y su sistema digestivo madura…

No se cura se cura a medida que el niño crece, y su sistema digestivo madura…

Cada vez existen más intolerancias alimentarias: cacahuetes, huevo, mostaza, tomate, melocotón, mango, etc. ¿A qué se debe este fenómeno?

La causa exacta no se conoce; probablemente influye que el nivel de seguimiento sanitario correcto de la población ha aumentado y se diagnostican problemas que antes no se conocían. También el exceso de higiene actual puede influir o el abuso de antibióticos, el aumento de los partos por cesárea….

Hay muchos niños que se levantan agotados, apenas quieren desayunar y parece que llegan al colegio sin energía… ¿Qué podemos hacer para ayudarles? ¿En qué consiste un buen desayuno?

En facilitarles durante todo el día una dieta equilibrada y con ciertas vitaminas del grupo D adecuadas. Un buen desayuno podría constar de:

  • un vaso de 200 a 250ml de leche, con:
  • opción 1: cereales
  • opción 2: algunas pastas bajas en grasas saturadas
  • opción 3: con un bocadillo de queso bajo en grasas o jamón bajo en sal y sin grasa (el jamón no es embutido)

Y siguiendo con los desayunos, Dr. Tormo, ¿es conveniente llevarse algo para almorzar a media mañana? ¿Qué les recomendaría?

Es muy conveniente pues el niño,  como yo digo es como un coche de carreras (que consume mucho), con un depósito de gasolina “de  seiscientos”… agotan pronto sus reservas de glucógeno hepático, y precisan reponer con frecuencia (a media mañana) para cubrir bien sus necesidades de glucosa hasta la hora de comer.

Les recomendaría algunos de los bocadillos citados antes o una pieza de fruta o una tarrina de queso  o un yogurt…

Muchos pediatras retiran la leche, el queso y los lácteos en general cuando el pequeño tiene resfriados que cursan con mucha mucosidad. ¿Qué opina usted al respecto?

Opino que es un error, siempre que el niño no sea alérgico a alguno de esos nutrientes.

¿Qué hay que hacer cuando nuestros hijos tienen diarrera y/o vómitos? ¿Cuál es la dieta más adecuada?

El mejor tratamiento se basará en un correcto diagnóstico (aunque aproximado al inicio del cuadro)…la dieta y el tratamiento serán diferentes si se trata de una diarrea por virus, o si  es por bacterias o si es por parásitos…o por ingesta de algún alimento en malas condiciones.

Una regla general consistiría en una buena hidratación administrando las soluciones que ahora abundan, siguiendo las indicaciones de la ESPGHAN (ver con el pediatra o farmacéutico), dar yogurt bajo en grasas y un probiótico.

También hay muchos niños que padecen de estreñimiento. Y tal vez no sean conscientes de ello. ¿Cada cuánto es conveniente ir al baño a defecar? ¿Cuándo debemos llevar a nuestros hijos al pediatra?

Se puede considerar normal una o dos deposiciones al día cada día o cada dos días, y de una dureza media, de forma que la altura de la defecación sea inferior al diámetro y por último, que salga sin gran esfuerzo.

Si pasamos delante de un colegio a la hora de la salida -por la tarde-, veremos como muchos niños meriendan bollería industrial, o bolsas de patatas, ganchitos o fritos en general y también gominolas, etc. ¿Qué les aporta? ¿Qué deberían merendar?

Deberían tomar algo semejante a lo sugerido en el almuerzo: una pieza de fruta o una tarrina de queso, o un yogurt o un bocadillo pequeño o unas galletas bajas en grasa y en sacarosa.

¿Cuánto azúcar podría consumir un niño sin ser perjudicial para su salud? Nos referimos a caramelos, gominolas, bollería industrial, pastelería,  etc.

Se ha demostrado por Fomon que si un niño toma menos de 20 gr de azúcar al día nunca desarrolla caries.

Esa sería una cantidad muy recomendable,  podría llegar al doble con pocos problemas, y cubrir sus necesidades con otros hidratos de carbono de absorción más lenta, como muchos tipos de polisacáridos y como no…, con lactosa.

Las jornadas de los pequeños en España se alargan mucho, y muchos niños hacen actividades deportivas después del colegio. ¿Es conveniente darles bebidas especiales para deportistas? Y al salir de realizar su ejercicio, ¿hay que darles algún extra? ¿O directamente mejor esperar a la cena?

Depende del tipo de actividad deportiva que practiquen y con qué intensidad, pero puede ser útil que tomen alguna bebida energética antes. Y después del deporte que tomen una bebida hidratante con glucosa y electrolitos.

¿Cuánto tiempo debería pasar entre la hora de la cena y la hora de acostarse?

No menos de una hora.

Siguiendo con las actividades deportivas, ¿qué opina de las barritas energéticas y proteinadas? ¿Las pueden tomar los niños?

Muchas de ellas, si están bien equilibradas y no suponen un exceso de proteínas, pueden tomarlas.

Los sábados y los domingos, muchos jóvenes tienen competiciones deportivas. ¿Cuál es su recomendación para tomar antes de un evento deportivo? Y si se alarga mucho… Vemos que los tenistas comen plátanos en medio de sus partidos. ¿Es correcto?

Antes del partido -como una hora antes-, tomar una bebida energética que le suministre agua con proteínas, electrolitos e hidratos de carbono, con muy poca grasa y mejor insaturada.

Si se alarga mucho, tomar una fruta como el plátano, manzana, o pera…o beber una solución de hidratación con agua, glucosa/sacarosa, electrolitos…

¿Cuántos huevos pueden comer los niños a la semana? 

Dependiendo de los niveles de colesterol en sangre. De dos o tres a la semana pueden, en general, ser adecuados.

Un factor limitante en su consumo, podría ser la cantidad de colesterol, que aporta. El Comité de Nutrición de ESPGHAN -cuando yo formaba parte de él-, concluyó que lo correcto sería: no pasar de 400 mg de colesterol al día.

La cantidad de colesterol de un huevo oscila entre 170 mg a 200 mg por unidad, por ello con 2 huevos quedamos por debajo, y con tres algunos días por semana, nos pasamos algún día,  pero compensamos con los días en los que el niño solo toma dos.

Y nuestros lectores nos preguntan también ¿cuántos platos de pasta y arroz pueden comer los niños a la semana?, puesto que parece que hay muchos niños que si por ellos fuese, se alimentarían únicamente de macarrones, arroz, huevos fritos y patatas fritas.

El niño ha de tomar ensalada, legumbres y verdura de 3 a 4 días por semana; el resto de días puede tomar macarrones, arroz, patatas… además de carnes, pescado, huevos, fruta, agua…

El pescado será mejor comprarlo congelado por el peligro de contraer Anisakis. Si por el contrario se compra fresco, se tendrá que congelar en casa. No es necesario hacerlo si el pescado es de piscifactoría o de rio, o si se trata de marisco bivalvo.

Así mismo,  el arroz por el arsénico que contiene aunque poco, si se toma más de dos veces por semana, habrá que lavarlo, hervirlo 7’ con mucha agua, tirar esa agua y acabar la ebullición con agua nueva.

Dr. Tormo, por último, quisiéramos que nos diera un consejo final para mejorar la alimentación y la salud de nuestros hijos.

Comer de todo un poco y de mucho nada.

Seguir los consejos sobre todo de buenos nutricionistas médicos o bien formados en grandes hospitales universitarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here