¿Cómo consigue una cirujana plástica situarse en el top 10 de la medicina estética en España? ¿Le ha ayudado su formación específica que no todos poseen en el sector?

Empecé en la cirugía plástica justo al acabar la carrera de la mano del prestigioso cirujano plástico Dr. Antonio Tapia, en seguida me gustó la filosofía y especialmente las técnicas de la especialidad, muy cuidadosa y muy detallista, tras 15 años de dedicación casi plena a la cirugía, empecé a interesarme por las técnicas menos invasivas, especialmente para el rejuvenecimiento facial, tras 27 años con el Dr. Tapia, en 2012 inauguré mi propia consulta de lo cual estoy muy contenta. Indudablemente los conocimientos de anatomía me han ayudado mucho a conseguir resultados muy naturales y armónicos.

Visto su expediente académico y su vida profesional, permítanos ser un poco indiscretas: ¿qué le hizo dar el paso hacia la especialidad de la medicina estética y no continuar con la cirugía plástica?

Durante los años en que me dedicaba a la cirugía, realizábamos ya, lo que entonces llamábamos tratamientos complementarios al lifting quirúrgico.

Al tener a mi cuarto hijo, pasé casi exclusivamente a dedicarme a estas técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía, en parte porque mis hijos se llevan muy pocos años y con el cuarto me era muy difícil compaginar la cirugía y su cuidado, especialmente por las guardias de los fines de semana  y también, porqué veía que había cada vez más demanda por parte de las pacientes y las técnicas iban mejorando, fui formándome  exhaustivamente en este tipo de técnicas, lo que me ha permitido ser pionera en alguna de ellas, como los implantes de colágeno, que ya realizábamos hace casi 30 años y los tratamientos de toxina botulínica para el rejuvenecimiento facial (Bótox) de esto hace casi 20 años.

La verdad es que al principio echaba de menos el quirófano, pero enseguida me convertí en una apasionada de estas técnicas y creo que hoy en día los resultados se acercan a los quirúrgicos, sin necesidad de pasar por el quirófano ni de baja laboral o social. Mi trabajo me encanta y creo que esta pasión y mi formación son el secreto de los buenos resultados

¿El hecho de ser médico especializado en cirugía plástica le ha ofrecido un valor diferencial? ¿Cuál diría que ha sido? ¿Cree que sus pacientes lo agradecen?

Si, indudablemente, el tener lo que nosotros llamamos “hábito  quirúrgico” y unos conocimientos mas específicos de la anatomía del rostro me han permitido hacer tratamientos basados en la seguridad y en la naturalidad que proporciona el saber el porqué se produce el envejecimiento  en nuestras estructuras faciales.

Si pienso que mis pacientes lo agradecen y aunque aquí en España no es tan frecuente que estos tratamientos los hagan los cirujanos plásticos, si  es  frecuente en Europa y en América, donde  la mayor parte de estos tratamientos los realizan dermatólogos o cirujanos plásticos.

De igual modo, sabemos que realiza e imparte formación sobre medicina estética continuamente. ¿Tan importante es mantenerse actualizado en este sector?

Si, considero la formación una parte importantísima de mi profesión. Como he comentado anteriormente, las técnicas poco invasivas han evolucionado mucho los últimos años, por lo que estar al día es imprescindible.

Ha cambiado también la filosofía de la medicina estética que cada vez prioriza más la prevención y busca la naturalidad huyendo de algunos resultados del pasado que todos conocemos y que hoy no resultan admisibles.

Cuando realizo formaciones a otros médicos, yo también aprendo  mucho, pues ello te obliga a buscar bibliografía, preparar la conferencia y compartir opiniones, lo que es beneficioso para las dos partes, lo que hoy en día se llama win to win.

Quizá ahora vamos a ponerla en un compromiso pero, ¿podría poner algún ejemplo práctico con respecto a esto último que nos comenta?

Pues no me importa decir, que hay médicos de los que siempre aprendo algo, es un placer verlos trabajar, por ejemplo al Dr. Mauricio di Maio, cirujano plástico brasileño, su visión de la cara, como diagnostica cada persona es siempre enriquecedor y  después de trabajar con el , llego a mi consulta con ganas de poner en practica lo que he aprendido, muchas veces son pequeños detalles, pero todo suma y si no te mueves  no tienes esta oportunidad de mejorar.

Me encanta también ver trabajar a Dr. Swift, Cirujano plástico canadiense pues su visión de la belleza te hace interpretar cada cara como una obra de arte.

De el utilizo su técnica para localizar el punto de máxima proyección del pómulo, muy importante para el rejuvenecimiento facial y de la mirada. Creo que si estás abierto  a aprender de todos los congresos y cursos aprendes algo,  a veces y no menos importante lo que no tienes que hacer. Es muy enriquecedor compartir experiencias con los compañeros.

Cambiando un poco de tema; su colaboración con los Laboratorios Allergan es constante como “Key opinion leader”; ¿puede explicarnos brevemente qué actividades realiza?

Hace muchos años que colaboro con los laboratorios Allergan, principalmente realizamos formación a otros profesionales en las técnicas de Bótox y de rellenos con ácido hialurónico, he participado también en algunos estudios de producto y en la creación de consensos para el uso de toxina botulínica y acido hialurónico.

Los laboratorios Allergan a su vez nos forman a nosotros con profesionales de todo el mundo, para que nosotros podamos impartir los mejores cursos. Estas formaciones son de altísimo nivel y me motivan muchísimo para conseguir la excelencia profesional, es apasionante seguir aprendiendo y además de los mejores.

¿Considera clave la relación entre el médico profesional y los laboratorios farmacéuticos?

Creo que los profesionales médicos debemos confiar en los laboratorios que fabrican los productos y los medicamentos que vamos a utilizar, saber que esos productos tiene un respaldo científico es lo que nos da seguridad.

Indudablemente hay muchos ácidos  hialurónico en el mercado y toxinas en el mercado español hay tres, yo he escogido  los productos que utilizo  porque creo que son los mejores para mis pacientes y puedo confiar en su calidad.

¿Cuáles diría que son los principales beneficios de la medicina estética frente a las técnicas de cirugía tradicional?

Son dos procesos muy diferentes, la cirugía estética del rejuvenecimiento facial, el lifting, es mas agresivo, pero lógicamente obtiene resultados mas importantes, si sobra mucha piel ,al final es la única solución, pero con las técnicas actuales de medicina estética, los resultados se acercan a los quirúrgicos.

Si la paciente empieza a prevenir y a tratarse cuando aparecen los primeros signos de envejecimiento, este puede retrasarse mucho de una manera natural y de acorde con la edad y personalidad de cada persona.

Por otro lado no son incompatibles, después de un lifting si la paciente se sigue cuidando con técnicas de medicina estética el resultado del lifting le durará mucho más.

También hay zonas  que no soluciona la cirugía plástica como los labios o el cuidado de la piel, las manchitas los vasitos etc., una piel estirada pero mal cuidada o con manchas desmerece el resultado de la cirugía.

Hemos oído hablar del lifting de ocho puntos, considerado “lo último” en rejuvenecimiento facial sin bisturí, pero la mayoría de personas todavía no tienen una idea clara. ¿Puede aclararnos un poco de qué se trata?

Se trata de reponer los volúmenes faciales que se han perdido con la edad en puntos clave de la cara, para evitar o tratar el descolgamiento.

Se basa en el conocimiento anatómico de cómo envejece la grasa de la cara, algunas zonas disminuyen de volumen, como los pómulos, otras aumentan como la papada, pero nuestra grasa facial no es uniforme, sino que se distribuye en paquetes independientes que se fijan al hueso mediante ligamentos.

Estos ligamentos se aflojan con la edad y los paquetes grasos se descuelgan formando los surcos nasogenianos, las arrugas de la comisura o surcos de la amargura, mediante el tratamiento de estos puntos clave con acido hialurónico de alta densidad, podemos elevar el rostro sin que se produzca sensación de hinchado.

Es importante conocer la anatomía para identificar estos puntos que son diferentes en cada persona y así conseguir resultados naturales.

El ácido hialurónico parece clave en las nuevas intervenciones de las que estamos hablando; ¿es así?

Si, el acido hialurónico es ahora la clave de estos tratamientos, como anécdota me  gusta explicar, que cuando se empezó a utilizar, no gustaba porque se reabsorbía muy rápido, ahora esta característica de su reabsorción, es una de sus principales virtudes, aunque se trata en el laboratorio  para que dure aproximadamente un año, el hecho de que se reabsorba nos permite colocar siempre el producto en el sitio necesario según la evolución de la cara, no como pasaba con los materiales no reabsorbibles que se acumulaban dando a veces apariencias grotescas.

Además el acido hialurónico, estimula los fibroblastos, para que  sinteticen mas colágeno elastina y acido hialurónico propio, por lo que además del efecto mecánico de soporte tiene también un efecto muy importante sobre la calidad de la piel. Tiene una gran capacidad para retener agua, lo que le proporciona también propiedades hidratantes.

La evolución de los ácidos hialurónicos disponibles en el mercado para realizar tratamientos médicos ha llevado a diferentes densidades y reticulaciones que se adaptan a cada tratamiento, hay ácidos hialurónico específicos para labios, para dar volumen para ojeras, etc. Ello nos da mas opciones y mas precisión en cada tratamiento.

¿Y sobre el uso de toxina botulínica en este tratamiento? ¿Puede combinarse sin problemas con otros tratamientos?

Si, la combinación es ideal en la mayoría de las pacientes, la toxina relaja la musculatura, mejora la cara de cansada, mejora expresiones negativas como llevar el entrecejo fruncido todo el día o ayuda a que las cejas no caigan, por lo que es un tratamiento  ideal para combinar con el acido hialurónico.

También el uso de la toxina ha cambiado, ahora ya no queremos borrar arrugas a ultranza, sino suavizar la expresión, levantar el rostro y como he dicho neutralizar expresiones de enfado o negatividad.

¿Es posible ser usuario habitual de tratamientos médico-estéticos como Bótox, Mesoterapia, rellenos de ácido hialurónico, hilos tensores, etc.… y que no sea obvio y visible para todo el mundo?

Creo que a eso es a lo que hemos de aspirar, a estar bien pero sin que se note que nos hemos tratado, esto puede conseguirse si realizamos tratamientos acordes a nuestra edad y nuestra fisonomía. El problema es que a veces las pacientes no quieren tener ni una arruga con setenta años y entonces es imposible un resultado natural.

Es muy importante confiar en nuestro medico para no sobre tratarnos y perder la naturalidad. Cruzar la raya es fácil y hemos de ser cautos a la hora de sumar tratamientos y eso tenemos que saber explicárselo al paciente.

Los labios son una parte esencial y muy visible del rostro, especialmente en una mujer. Pero muchas pacientes tienen miedo de tratarlos y que queden muy voluminosos y llamativos. ¿Qué les recomendaría? ¿Tiene usted como Dra. alguna técnica especial?

Sí, los labios son por desgracia la parte en la que mas se ven tratamientos antiguos, muchos con silicona, que con el tiempo han aumentado de volumen y quedan antinaturales.

Con el acido hialurónico podemos conseguir rejuvenecer los labios sin que se note en absoluto que se han tratado.

Es una técnica que me gusta mucho realizar  y consiste en lo que yo llamo un rejuvenecimiento peri bucal, de las arruguitas verticales de los labios, de las comisuras, los surcos naso genianos y del volumen labial perdido, con una pequeña cantidad de anestesia local y en la consulta conseguimos resultados espectaculares.

También podemos engrosar los labios de pacientes jóvenes con una apariencia totalmente natural.

¿Por qué algunas personas parecen excesivamente tratadas, con caras poco expresivas y muy hinchadas? ¿De qué depende, de las manos del médico o de la reacción de cada paciente a los tratamientos?

De las dos cosas, Puede ser que lleven tratamientos antiguos como hemos comentado o que lleven demasiados tratamientos o también resultados poco naturales de un tratamiento en concreto como Bótox demasiado paralizado, dando una expresión congelada o rellenos demasiado evidentes en labios o pómulos o algún gesto raro de hilos tensores.

En fin son diversas las causas y debemos evitarlas para preservar la buena fama de estos tratamientos, pues siempre se ven los que están mal hechos y no se comentan los que están bien.

También  el intrusismo representa un problema en nuestra especialidad.

Por último, aprovechándonos un poco más de su buena predisposición, queríamos preguntarle ¿qué otros tratamientos ve como prometedores en el sector médico-estético? ¿y qué podemos esperar de la medicina estética de ahora en adelante?

Pues creo que seguirán muy presentes los tratamientos con ácido hialurónico, también en el futuro creo que serán muy importantes los tratamientos con células propias, como las células madre y vamos a ver con el tiempo el resultado de los hilos tensores que se están realizando bastante durante los dos últimos años.

La medicina estética como todas las ramas de la medicina tiende cada vez mas a la prevención, por lo que  creo que todos los tratamientos de regeneración de colágeno para la flacidez van a cobrar cada vez mas importancia juntamente con la nutricosmética y los suplementos, cada vez más utilizados con conocimientos científicos de su utilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here