Me Duelen Las Cervicales

0
me duelen las cervicales

Como se suele decir“ la cara es el reflejo del alma” pero  no es cierto del todo ya que los que estamos acostumbrados a trabajar de cara al público sabemos cómo hacer para que las incidencias cotidianas se noten lo menos posible, pero si es cierto que para estar guapa  hay que estar bien.

Uno de los lugares favoritos para descargar nuestras tensiones son las cervicales.

La cervicalgia o dolor de la columna cervical es una consulta extremadamente frecuente  en los centros de acupuntura. La vida sedentaria y la multitud de trabajos en los que estamos prácticamente todo el día  (o todo el día directamente) frente al ordenador, no ayudan nada a que este tipo de dolores no aparezcan y si ayudan a su prevalencia, es decir a que no desaparezcan con facilidad.

Los dolores cervicales pueden ser causados por múltiples causas desde las malas posturas, traumatismos (muy frecuente latigazo cervical de los accidentes de tráfico), estrés, esfuerzos entre otros. Esta misma patología cervical nos puede ocasionar consecuencias como dolor de cabeza, mareo, vértigo, dolor irradiado a los brazos y hormigueo (parestesias) en las extremidades superiores.

Pero una gran parte de ellos son únicamente de carácter tensional. Esta tensión en esta zona de nuestra espalda genera rigidez muscular, dolor y limitación del movimiento hasta límites en los cuales podemos ver una gran afectación de nuestra vida cotidiana y pueden llegar a ser muy limitantes.

Mediante la medicina occidental, a menos que sea un tratamiento quirúrgico, suele recetar antiinflamatorios, relajante muscular y el ya inevitable protector gástrico.

Nuestros tratamientos con Acupuntura pueden ofrecer una alternativa que en muchos casos de cervicalgia tensional podría ser el tratamiento de elección. Con ellos conseguimos mejorar la contractura muscular, la inflamación y así mejorar la limitación de movimiento.

La Acupuntura es una técnica que forma parte de la Medicina Tradicional China, que se utiliza hace más de 3000 años .

Mediante la colocación de unas pequeñas agujas actualmente de acero inoxidable (el más apropiado dada su dureza y flexibilidad) que no producen prácticamente dolor alguno, podemos ayudar a desaparecer estos dolores.

Tal y como estudia la neurociencia, el simple hecho de implantar una aguja, libera endorfinas que producen efecto relajante y sedante. Así mismo el mero hecho de que la aguja de acupuntura alcance el músculo produce una relajación del mismo que se puede observar durante el primer tratamiento.

Evidentemente los resultados no van a ser los mismos si es una patología reciente por un golpe de aire o por estrés, que si es un tema postural de hace muchos años, o si en el interior hay una hernia o protusión del disco vertebral. En todos los casos podemos ayudar a mejorar la sintomatología.

La Medicina Tradicional China trabaja con una Energía conocida como Qi.

El Qi transcurre por unos trayectos ( invisibles a los ojos) que no son superponibles ni a venas ni arterias ni nervios y que se han descrito con el nombre de meridianos o canales.

Estos meridianos o canales recorren todo el organismo y es en ellos donde vamos a encontrar  los puntos de acupuntura que vamos a usar en nuestros tratamientos.

Se realiza primero una historia clínica occidental ya que es de gran importancia para el médico acupuntor saber sobre que patología comprobada por radiografía o resonancia magnética estamos trabajando. Una vez realizada la historia clínica occidental en la primera visita procederemos a realizar la historia clínica energética que nos ayudará a saber que hemos de trabajar en cada paciente.

La forma en que el Qi se va a manifestar es mediante el Yin y el Yang.

El Yin y el Yang son dos energías opuestas, complementarias e interdependientes que no existen una sin la otra.

Cualquier dolor como puede ser la cervicalgia de la que estamos hablando, puede ser Yinn o Yang. Los dolores tensionales acostumbran a ser por exceso de Yinn, es decir mejoran con masaje y calor que es aportar Yang a la zona contracturada.  A la vez que las consabidas agujas acostumbramos a aplicar durante los tratamientos de acupuntura la moxibustión.

La moxibustión también forma parte de la medicina Tradiconoal China y se lleva a cabo mediante unos puros de Artemisa. La combustión de esta planta calentará en profundidad estas articulaciones sin llegar a tocar la piel, dando una sensación muy agradable en el mismo momento y sin embargo mucho más duradera de lo que puede ser aplicar una esterilla eléctrica o una bolsa de agua caliente. Los pacientes relatan que se nota perfectamente como penetra  este calor en el interior de la zona dolorosa y relaja.

En casos de ver un cuello caliente, que es muy poco frecuente, sería todo lo contrario. En lugar de tonificar el Yang, hay que tonificar el Yinn y si es necesario eliminar el calor que sea excesivo mediante otras técnicas.

Una de las grandes ventajas de los tratamientos con acupuntura es que aunque el paciente acuda por un problema local como puede ser un dolor cervical, el tratamiento es global. No vamos a tratar igual a un paciente con una contractura cervical y migraña que a uno con dolores de artrosis generalizados y entre ellos también el de columna cervical.

Es frecuente escuchar el comentario de los pacientes que relatan que aunque el motivo de la primera consulta ha sido el dolor o la contractura cervical, duermen mejor, o van mejor al baño. Esta es la ventaja del tratamiento global. No tratamos enfermedades ni síntomas si no pacientes individualizados, con un diagnóstico energético concreto que los hace diferentes de los otros.

En fin, que si alguna cosa hemos de aprovechar es la información y dado que vivimos en un lugar privilegiado en donde tenemos acceso a tantas cosas, al tener conocimiento de diferentes métodos terapéuticos de los que nos podemos beneficiar vale la pena aprovecharlo.

Tenemos la suerte de tener buenos profesionales y hemos de contar con su colaboración y consejo para mantener nuestro bien más preciado que es la salud y es la que nos ayudará a que nuestra auténtica belleza pueda aflorar.