La Dra. Natalia Ribé ha desarrollado su técnica personal Atenea, de eliminación de ojeras inspirándose en una diosa griega. Redensity II Eyes es un gel de ácido hialurónico formulado de forma natural y duradero que evita la aparición de edemas y se obtienen resultados inmediatos.

Las ojeras se suelen asociar con cansancio, enfermedad o preocupación y otras veces son permanentes y su aparición suele asociarse a causas genéticas o por el paso del tiempo. Con su corrección tratamos de rejuvenecer la mirada y eliminar los signos de fatiga o tristeza que proporcionan al rostro.

Técnica personal Atenea

Atenea es el nombre con el que la Dra. Natalia Ribé ha bautizado su técnica personal de relleno para la zona de las ojeras basada en el gel Redensity II Eyes. Esta denominación se inspira en una de las diosas de la antigua Grecia admirada por la belleza que emanaba de sus ojos

La técnica de la Dra. Natalia Ribé consiste en aplicar, en la zona de las ojeras, el gel Redensity II Eyes con aguja y de forma lineal, retrógrada y en abanico. Este gel de ácido hialurónico contiene una fórmula novedosa a base de 8 aminoácidos, 3 antioxidantes y vitamina B encapsulada para tratar y rellenar la zona de las ojeras, de forma natural y duradera, además de redensificar la piel de la zona periocular. Esta composición patentada incorpora anestesia con lidocaína al 3%, de manera que el tratamiento es más confortable para el paciente.

Es un producto reabsorbible, no permanente, estéril, viscoelástico, transparente, incoloro, que, después de los ensayos clínicos realizados hasta la fecha, ha demostrado una gran eficacia y una seguridad excelente en los pacientes, que lo hacen diferente al resto de rellenos.

¿A quién va dirigido este tratamiento?

El tratamiento en la zona periocular se trata tanto en hombres como mujeres, en pacientes jóvenes, de mediana edad y de edad avanzada. Muchas veces las ojeras son una herencia genética y aparecen relativamente pronto. En algunos casos los pacientes son jóvenes que no muestran arrugas, pero tienen la zona hundida, u otros pacientes que han estado sometidos a tratamientos de acné juvenil que han utilizado cremas muy agresivas, muy absorbentes, muy astringentes, y tienen la zona periocular muy envejecida. En ocasiones los pacientes presentan la zona de la ojera oscurecida.
Según la Dra. Natalia Ribé “En mi experiencia profesional, el 99% de mis pacientes han estado plenamente satisfechos con los resultados de la inyección del implante para corregir la zona de las ojeras. Con unos resultados naturales, inmediatos sin efectos secundarios y pudiendo incorporarse a la vida social y laboral inmediatamente. Se trata de un procedimiento muy agradecido.”
Los resultados de este tratamiento son inmediatos.
Las técnicas de tratamiento periocular deben ser realizadas por expertos formados especialmente para tratar estas zonas y conseguir así excelentes resultados. Como médico formador en técnicas básicas y avanzadas, tanto a nivel nacional como internacional, la Dra. Natalia Ribé explica que la técnica tiene que ser muy acurada y muy precisa para obtener un buen resultado.

Duración del tratamiento

La duración del producto estimada en estudios clínicos es de 1 año. La zona de la ojera es pobre en hialuronidosa, enzima encargada de degradar el AH, por eso los tratamientos en esta zona obtienen mayor duración.
Se puede aplicar en cualquier tipo de piel y en pacientes que presenten ojeras, surco lagrimal, surco palpebromalar, bolsas malares o parpebrales mínimas.

Post intervención

Después del tratamiento, la Dra. Natalia Ribé, recomienda a sus pacientes el cuidado diario de la zona a tratar con la aplicación de un serum y una crema específica para el contorno de los ojos para conseguir alargar los efectos del tratamiento. Se aconseja un serum con efecto instantáneo antibolsas, antiojeras y antiarrugas basado en sustancias con acción decontracturante y tensante como el hexapéptido con acción sobre las arrugas de expresión así como ácido hialurónico y colágeno para hidratar y restructurar el tejido dañado.

Consejos

  • Aplicar cremas específicas para dicha zona, pues la piel es más delicada que otras partes de la cara y de hecho existen productos adecuados para hidratar, tensar y mejorar el aspecto. mañana y noche.
  • Evitar hábitos poco saludables: tabaco, estrés, alcohol…en general alteran la capacidad de renovación de las células, disminuyen su función y pueden favorecer la liberación de sustancias tóxicas por el organismo que alteran las células de la piel y musculares, entre otras.
  • Controlar nuestra alimentación: evitar los excesos, incorporar antioxidantes a nuestra dieta que nos aportarán colágeno entre otros compuestos para reafirmar la piel. Se recomienda también beber agua (unos dos litros diarios).
  • Prevenir la retención de líquidos (comer con poca sal) y evitar dietas drásticas en las que se pierde peso muy rápido.
  • Evitar la exposición al sol: Utilizar siempre fotoprotectores adecuados, tanto en invierno como en verano.
  • Mejorar la circulación: Mediante masajes faciales. La circulación sanguínea nos aporta los nutrientes para la renovación celular y el drenaje linfático que permite la eliminación de toxinas.

[authorbox authorid=”28″ title=”Autor”]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here