¿Es compatible un aumento de pecho con la lactancia?

En muchas ocasiones damos por supuesto que llevar implantes es incompatible con la lactancia materna y por este motivo muchas mujeres jóvenes que desean ser madres descartan la posibilidad de aumentar su pecho con prótesis de mamas para no comprometer por ello una futura lactancia.

Pero nada más lejos de la realidad. Una mujer que se haya sometido a un aumento de pecho no debe renunciar en absoluto a la lactancia materna y mucho menos privar a sus bebé de los beneficios que ésta le ofrece.

Ser portadora de implantes mamarios no impide la lactancia materna

Una mujer que se haya sometido a un aumento de pecho mediante implantes mamarios puede perfectamente amamantar a su bebé sin poner en riesgo ni la salud del bebé, ni su propio pecho.

El hecho de ser portadora de implantes mamarios tampoco cambiará la calidad ni el sabor de la leche materna, ni contraindica per se la lactancia.

Más que los implantes en si, es la técnica utilizada en la operación de aumento de mamas lo que más influye

Si bien, las prótesis de mama no contraindican la lactancia ni cambian la calidad de la leche materna, llevar prótesis de mama no es el punto definitivo que condicionará que se pueda dar el pecho. Más relevante es el abordaje que el cirujano emplee a la hora de colocar las prótesis.

Existen 3 tipos de abordaje para su colocación: axilar, por el surco submamario y areolar. Tanto si han sido colocadas por el surco submamario como por vía axilar, este tipo de intervención no interfiere en absoluto en la lactancia.

En el caso que las prótesis hayan sido colocadas vía areolar, es decir, por la zona que rodea el pezón, la lactancia podría verse algo comprometida. Esto es debido a que los conductos galactóforos podrían haber quedado interrumpidos. Sin embargo, incluso en este caso se consigue amamantar en más de un 80 % de los casos.

Hay que tener en cuenta que la lactancia en los primeros días a veces resulta complicada. Es muy importante poner al bebé al pecho dentro de las dos primeras horas de vida ya que éstas son fundamentales para conseguir que la lactancia tenga éxito.

Si llevas implantes y tienes dificultad para conseguir que el bebé se coja bien al pecho, no lo atribuyas a los implantes y renuncies a dar el pecho. Te aconsejamos que busques asesoramiento de personas expertas en lactancia, tales como grupos de lactancia o comadronas. Ellos te ayudaran a tener éxito en tu propósito.

Escoger implantes de calidad y que ofrezcan garantías

Es importante escoger unos implantes que nos ofrezcan totales garantías. En la actualidad existen numerosos fabricantes de implantes de alta gama que nos garantizan que el material que utilizan en la realización de sus implantes son biocompatibles al ser especialmente producidas para ser introducidas en el cuerpo humano.

Además, han de ser de alta cohesividad. Esta característica es muy importante ya que hará es que, si la cobertura del implante se rompiese por cualquier motivo, la silicona no migrase e infiltrase los tejidos reduciendo los problemas que podría ocasionar esta migración.

¿Es posible realizarse un aumento de pecho durante la lactancia?

Durante el periodo de lactancia no es posible realizar ningún tipo de intervención quirúrgica en el pecho. Desde el cese de la lactancia a la realización de un aumento de pecho o reducción sería prudente dejar pasar un periodo de 6 meses a un año y, en todo caso, comprobar mediante un análisis de sangre que los niveles de prolactina (hormona responsable de la producción de leche) ya se han regularizado y han vuelto al nivel previo a la lactancia.

Así pues, si llevas implantes y estás pensando en quedarte embarazada, o si deseas ser madre en un futuro y no sabes si hacerte un aumento de pecho, no tengas ningún tipo de duda, puedes hacerlo y conseguir una lactancia absolutamente natural y muy beneficiosa para tu bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here