Heliocare acaba de lanzar su nuevo Heliocare 360 AK fluid formulado específicamente para la prevención y el tratamiento protector adyuvante de las queratosis actínicas y del cáncer de piel tipo no melanoma, además del mantenimiento del campo de cancerización ya tratado.

¿Qué son las queratosis actínicas?

Las queratosis actínicas son unas lesiones que aparecen en la piel como una pequeña zona elevada y áspera. Suelen aparecer por un exceso de exposición solar durante mucho tiempo (personas que pasan mucho tiempo al sol todos los días, como las que trabajan al aire libre), y hay que tratarlas cuanto antes porque algunas queratosis actínicas pueden transformarse en un tipo de cáncer de piel.

Las personas más propensas a desarrollarlas son las que tienen la piel clara, ojos azules o verdes o el cabello pelirrojo o rubio. Pero también las personas que se han sometido a un trasplante de riñón o de otro órgano, las que toman medicamentos que inhiben el sistema inmunitario, las que hayan sufrido quemaduras solares graves y múltiples a comienzos de la vida y las personas mayores.

¿Qué es Heliocare 360 AK fluid?

Es un fluido indicado en la prevención y el tratamiento protector adyuvante de las queratosis actínicas (AK) y otras formas de cáncer de piel no melanoma (NMSC), y está clasificado como producto sanitario o Medical Device (MD).

Heliocare 360 AK contiene una combinación de filtros avanzados (SPF 100+) que actúan formando un film protector sobre la superficie de la piel haciendo de barrera física frente a la radiación solar. Además, la presencia de Fernblock + con una potente actividad antioxidante y el complejo reparador del ADN Genorepair Complex, favorecen la prevención y reparación del daño actínico.

¿Cuál es su composición?

Su fórmula contiene:

  • Genorepair Complex, es un complejo reparador formado por tres enzimas liposomadas que actúan en los tres principales mecanismos de reparación del ADN:
    • Fotoliasa: es una enzima que actúa frente al daño directo provocado por la radiación solar.
    • Endonucleasa: enzima que repara los nucleótidos del ADN dañados.
    • Glicosilasa: enzima que repara las bases del ADN dañadas.
  • Fernblock +, tiene actividad antioxidante, reparadora, protectora de la arquitectura cutánea y aumenta la resistencia de la piel frente al daño solar.
  • Sulforafano, que es un activo regulador de la respuesta antitumoral.

Es hipoalergénico, no contiene parabenos (link) y está testado bajo control dermatológico y oftalmológico.

¿Cómo se aplica?

Como cualquier fotoprotector, es muy importante agitar antes de usar.

Hay que aplicarlo de forma generosa y uniforme antes de la exposición solar y reaplicarlo frecuentemente, especialmente en el caso de exposición solar directa e intensa.

Su textura ultrafluida se extiende fácilmente y se absorbe muy rápido sin dejar residuos sobre la piel.

En caso de piel en tratamiento farmacológico o tras cirugía de AK o NMSC, utilizarlo una vez se hayan cerrado las lesiones.

Precauciones

Evitar el contacto directo con los ojos. En caso de reacción adversa a alguno de sus componentes, interrumpir el tratamiento y consultar al médico.

Evitar su uso en mujeres embarazadas, lactantes y niños.

Se presenta en un envase (tubo de plástico) de 50 ml y su precio aproximado es de 29 €.

Valoración Doctors & Labs

El nuevo Heliocare 360 AK nos parece un producto muy innovador y necesario, ya que las personas que sufren AK o NMSC necesitan una protección extra y sobre todo que contenga activos reparadores del daño causado por el sol sobre el ADN, ya que este es el causante de las lesiones.

Además de su fórmula innovadora y eficaz (demostrada mediante estudios clínicos), queremos destacar su textura, ya que es de las más fluidas que hemos probado de todos los productos Heliocare. Y lo que más nos gusta es el acabado transparente y seco que deja sobre la piel.

Por último, nos encanta su agradable perfume a melocotón, que es el característico de toda la gama Heliocare.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here