Hidroterapia de Colon

0

Limpieza Colónica

Nuestro intestino tiene una función importantísima ya que es la barrera interna entre el exterior y nuestro interior. Tenemos varias barreras, la piel y las mucosas. Éstas se encargan de bloquear la entrada de sustancias nocivas a nuestro interior y por otra parte permiten la entrada se sustancias necesarias, en el caso del intestino, permite la entrada de los alimentos ya digeridos, por tanto lo que permite es la entrada de moléculas muy pequeñas.

En ocasiones se producen lesiones en la mucosa, o sea se altera la barrera. Estas lesiones se generan por varios motivos, pueden ser por virus, por bacterias, por parásitos, por sustancias químicas que ingerimos junto con nuestros alimentos y lo que es más frecuente, por moléculas que no se consiguen digerir adecuadamente.

Estas moléculas forman parte de algunos alimentos, por ejemplo la lactoglobulina, que es una proteina de la leche de vaca la cual nos produce inflamaciones en la mucosa intestinal porque no está bien digerida. Consideramos que en estos casos, el paciente no debe tomar leche de vaca ni ningún derivado. El paciente es intolerante a los lácteos. En otros pacientes lo que no digieren es la lactosa, son intolerantes a la lactosa, por lo que sí pueden tomar derivados de la leche, ya que éstos no contienen lactosa y, si toman leche ésta no debe contener lactosa.

Las alteraciones intestinales generan una inflamación crónica en la mucosa intestinal que se traduce en desequilibrios inmunológicos. Nuestro intestino tiene una función inmunológica importantísima y cuando está inflamado se alteran las inmunoglobulinas y nos favorecen para cualquier infección.

hidroterapia de colonTodo ese proceso se establece en el intestino delgado, pero los residuos que van a parar al cólon, serán residuos también inadecuados por lo que las bacterias intestinales van a producir fermentaciones y putrefacciones que darán gases como el etanol y éste atravesará la mucosa y producirá una sobrecarga hepática. Por ello hay pacientes que tienen las transaminasas elevadas aunque no tomen alcohol. Su alcohol se está produciendo en el colon.

Algunos residuos no se podrán eliminar porque su tamaño y composición no serán adecuados para que actúen las bacterias de nuestro colon, y se irán acumulando entre las vellosidades intestinales y finalmente produciran fecalitos. Todo ello contribuye a la entrada de los gases que se emanan de las reacciones químicas que se producen a ese nivel. La consecuencia es una sobrecarga hepática y posteriormente una sobrecarga toxica a nivel general.

Esto nos lleva a la necesidad de plantearnos en muchas patologías lo que llamamos la hidroterapia de colon, o la limpieza del colon de una forma mucho más profunda que una simple lavativa. Utilizamos una máquina especial para hacer el tratamiento que generalmente va acompañado de limpiezas a nivel general, ayunos o drenadores hepáticos.

Se pueden beneficiar de la hidroterapia de colon cualquier enfermo crónico y especialmente las enfermedades cutáneas, las cefaleas, las alergias, los estreñimientos crónicos, las infecciones repetidas a nivel intestinal y las cistitis, las candidiasis…. Hay muchas patologías en las cuales la recomendamos como terapia coadyuvante.

 

[authorbox authorid=”15″ title=”Autor”]