Maquillaje correctivo

0
maquillaje corrector

El maquillaje correctivo se utiliza para mejorar la apariencia de las personas que tienen imperfecciones y/o lesiones dermatológicas (cicatrices, quemaduras, cuperosis…) respetando su personalidad, no se trata de maquillar por realzar la belleza, sino de disimular y atenuar estas lesiones para lograr un aspecto más estético, por lo que tiene una gran importancia a nivel psicológico, ya que la persona que tiene este tipo de imperfecciones cutáneas o lesiones inestéticas pueden sufrir trastornos de personalidad y comportamiento, así que el maquillaje corrector tiene el objetivo de conseguir que la persona obtenga una imagen más positiva de sí misma y pueda establecer sus relaciones con los demás sin sentirse diferente ni sufrir rechazo.

Hay que tener en cuenta que los maquillajes correctivos suelen tener un alto poder cubriente, por lo que algunas personas pueden sentir la sensación de llevar una máscara. Pero después de ese fondo corrector, hay que aplicar correctamente los maquillajes que aportan color (en ojos, labios, pómulos…) resaltando las zonas más agraciadas de cada persona y devolviendo la armonía a su rostro para aportarle seguridad y mejorar su nivel de autoestima.

 

circulo cromaticoLa corrección a través del color

En pintura se utiliza el principio de oposición de los colores simbolizados por el círculo cromático y según este principio, la intensidad de un color se atenúa cuando se le añade su opuesto.

En el círculo cromático están representados todos los colores, cada uno con su opuesto y superpuestos dos a dos, los colores se neutralizan, de esta manera, por ejemplo el verde neutraliza al rojo y el amarillo al azul.

Según este principio, aplicado al maquillaje correctivo, utilizar un cosmético corrector antes del maquillaje garantiza un resultado más natural, ya que al neutralizar el color de la lesión, se requerirá menos maquillaje después para atenuarla.

Disimular las lesiones o imperfecciones

Con los productos correctores específicos podemos disimular las imperfecciones o lesiones y obtener una piel más unificada de forma natural siguiendo tres sencillos pasos:

El primer paso del maquillaje correctivo es neutralizar las imperfecciones gracias a la corrección por el color utilizando los siguientes colores:

  • Correctores verdes: los correctores verdes neutralizan el color rojo, así que son ideales para camuflar rojeces (cicatrices rojas, quemaduras recientes, actos postquirúrgicos, cuperosis, angiomas, lesiones acnéicas inflamadas y enrojecidas, etc.)
  • Correctores amarillos: neutralizan el color azul, así que son ideales para camuflar hematomas, teleangiectasias, hiperpigmentaciones, etc.
  • Correctores beige: son ideales para camuflar granitos, ojeras ligeras, pigmentaciones, además de aportar luminosidad.

Lo importante para utilizar estos correctores y conseguir un resultado natural es aplicar muy poca cantidad de producto sobre la lesión que queremos corregir, ya que tienen una alta concentración de pigmentos y si se aplica demasiada cantidad son difíciles de tapar después con el maquillaje y se nota bastante el “efecto pegote”.

Para ello, lo mejor es aplicar el producto con la yema de los dedos en vez de directamente sobre la lesión, ya que neutralizaremos el color de la lesión y su intensidad permitiendo así poder aplicar una menor cantidad de maquillaje encima.

Al hablar de neutralizar, nos referimos a aplicar el corrector sobre la lesión hasta que ésta vire a color gris, ya que el color intermedio entre el rojo y el verde es el gris, y entre el azul y el amarillo también es gris.

El segundo paso del maquillaje correctivo consiste en corregir y unificar la tez. Para ello se utilizan bases de maquillaje en crema compacta o fluidos con gran capacidad cubriente, y es importante que estén adaptadas a las pieles sensibles y a cada tipo de piel para así conseguir un resultado lo más natural posible y que no provoquen sequedad, brillos, comedones, etc. Por ejemplo, las pieles grasas tendrán que escoger texturas fluidas o compactas oilfree y/o matificantes, y las pieles secas texturas fluidas o compactas enriquecidas que les aporten mucha hidratación.

Y el tercer paso consiste en fijar el maquillaje con polvos translúcidos o que aporten color y/o con aguas termales o de belleza. De esta manera conseguiremos fijar el fondo de maquillaje dando un aspecto mate, suave y aterciopelado.

Valoración Doctors & Labs

Hoy en día la imagen es muy importante, estamos en una época en la que quizás esté incluso sobrevalorada, pero realmente tener una buena imagen nos da mucha autoestima, y en los casos en los que una lesión o imperfección afectan a nuestra imagen de forma importante, el maquillaje correctivo puede ayudarnos mucho a ganar en seguridad y por tanto, en autoestima.

En las farmacias podéis encontrar este tipo de maquillaje correctivo de la mano de marcas específicas, además de que el farmacéutico puede asesoraros muy bien sobre cuál es el mejor en cada caso concreto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here