Otra vez otoño, invierno….

0
Otra vez otoño

Aunque en ocasiones no seamos conscientes de ello, somos parte de un entorno y por ende susceptibles a las variaciones de éste. Nos cuesta reconocer que hay dolencias que empeoran con un clima determinado, pero parece que es cierto.

En caso de una tormenta repentina, dos personas que se mojan juntas por la calle no reaccionan igual. Una llega a casa, se ducha con agua caliente para apartar el frio y sigue con su vida. La otra lo primero que hace es pensar: con lo que me he mojado, mañana seguramente ya estaré enfermo. No tenemos tanto poder en nuestra mente como para provocar el resfriado al minuto, pero sí que es cierto que el Miedo, en este caso a estar enfermo, provoca unas reacciones en nuestro organismo. Según la Medicina Tradicional China,  hemos dejado caer la primera barrera de defensa de nuestro organismo y ya tenemos el frío dentro y probablemente el resfriado.

Los motivos por los cuales una persona es más propensa que otras a tener resfriados de repetición u otras infecciones es siempre multifactorial. La Acupuntura en estos casos, después de una valoración detallada del paciente nos va  a ayudar.

Podemos ver un pulmón debilitado, pero en otros casos veremos que es la depresión o el estrés el que ayuda a disminuir el sistema defensivo de nuestro organismo y hace que este sea más vulnerable y por tanto padezca más infecciones.

En pacientes con patologías crónicas como HIV, trasplantados de algún órgano etc es muy frecuente estar justito de defensas y padecer infecciones recurrentes.  Aquí también podemos ayudar, sabiendo lo que hay en cada caso.

Para el perfecto funcionamiento de nuestro cuerpo, hemos de tener nuestra energía compensada. Tenderemos siempre a equilibrar.

Los tratamientos de acupuntura siempre van a ir en esta dirección. Después de una detallada historia médica del paciente llegaremos al diagnóstico de los puntos menos fuertes en el organismo del paciente. Mediante el tratamiento con los puntos de acupuntura seleccionados vamos a tratar la patología del paciente siempre buscando el equilibrio. De la misma manera será importante tratar y ayudar a mejorar todos los factores como la ansiedad y la depresión que como hemos comentado antes empeoran la inmunidad de la persona.

Aumentaremos la energía de pulmón pero también de cualquier otro órgano que se vea implicado ya que en la Medicina Tradicional China  los tratamientos van a implicar muchas veces Hígado, Bazo  y otros sistemas.

Siempre los tratamientos son totalmente personalizados y nunca trataremos exactamente igual a dos pacientes. Cada paciente es único con su energía y sus peculiaridades vitales.

Otro tema a tener en cuenta son las múltiples patologías que empeoran o aparecen con el frío. Es una época estupenda para ponerse a punto y evitar en la medida que sea posible la aparición de estos trastornos.

En fin, que hace nada se acabó el verano y en nada estaremos en Navidad, así que a prevenir si podemos, que vale la pena. Nadie se puede cuidar por ti.