Piernas cansadas

0

Uno de los problemas de piernas más frecuentes entre la población es el de las piernas cansadas, afecta tanto a hombres como a mujeres, y se debe a una insuficiencia venosa crónica (IVC).

Los problemas venosos en las piernas aparecen cuando no funcionan correctamente las válvulas venosas que evitan el reflujo de la sangre, o cuando la pared de una vena cede y se debilita.

La insuficiencia venosa crónica cursa con sensación de cansancio, pesadez, hormigueo, picores, hinchazón y dolor en pies y piernas, y a antes o después, acaba originando retención de líquidos, edema (hinchazón causada por la acumulación de líquidos) y la formación de varices.

Causas

Las causas más frecuentes de las piernas cansadas son:

  • Hábitos o estilo de vida poco saludables: Sedentarismo, alimentación desequilibrada (pobre en fibra), sobrepeso, utilización de calzado muy plano o tacones muy altos, permanecer mucho tiempo sentado o de pie, etc.
  • Sexo: las mujeres son más propensas que los hombres, debido a los cambios hormonales que provocan el embarazo, la menstruación, la menopausia, etc.
  • Edad: este trastorno es más frecuente en mujeres mayores de 30 años.
  • Otros factores: herencia genética, tratamientos hormonales (anticonceptivos), estreñimiento, etc.

¿Qué podemos hacer para evitar las piernas cansadas?

  • Realizar ejercicio físico regularmente. Lo más aconsejable en este caso es la natación, el ciclismo o spinning, correr o caminar…, aunque también se pueden realizar ejercicios con los pies para activar la circulación sin la necesidad de ir al gimnasio, como por ejemplo caminar de puntillas, flexiones de piernas, etc.
  • Seguir una dieta equilibrada y rica en fibra (frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos, etc.), ya que esto contribuye a regular y equilibrar el intestino para que funcione correctamente, y ayuda a disminuir el sobrepeso.
  • Moderar el consumo de sal y alimentos salados como son las conservas, salmueras y encurtidos, ya que un exceso de sal en la dieta empeora la retención de líquidos, y por tanto, agrava los posibles edemas.
  • Beber mínimo 2 litros de agua al día, para hidratarnos y ayudarnos a eliminar grasas y toxinas. (También pueden ser derivados como zumos, infusiones, caldos, etc.)
  • No permanecer mucho tiempo sentado, de pie o con las piernas cruzadas, ya que dificulta mucho la circulación sanguínea. Se recomienda descansar con las piernas en alto para favorecer el retorno venoso.
  • Levantar las piernas unos 15 minutos antes de acostarse y dormir acostado sobre el lado izquierdo del cuerpo, ya que se favorece el flujo de sangre desde las piernas al corazón.
  • Evitar la exposición solar y las altas temperaturas (saunas, cera depilatoria caliente, etc.), ya que el calor provoca síntomas de cansancio y pesadez en las piernas debido a su efecto vasodilatador sobre los pequeños vasos sanguíneos (capilares), y esto dificulta aún más la circulación.
  • Evitar el uso de prendas muy apretadas (pantalones, calcetines o medias que opriman, etc.)

Consejos para aliviar las piernas cansadas

  • Ducharse con agua tibia y acabar con agua fría en las piernas para tonificarlas.
  • Utilizar productos cosméticos para el alivio de las piernas cansadas. Existen muchos productos en las farmacias y parafarmacias formulados específicamente para aliviar y prevenir los síntomas de las piernas cansadas, ya que incorporan activos con propiedades refrescantes y drenantes, que favorecen la circulación sanguínea proporcionando descanso y a la vez, un aumento de la tonicidad.
    Normalmente suelen estar formulados en gel para aumentar su efecto refrescante, pero aunque existe una amplia gama de productos destinados al alivio de las piernas cansadas (geles, cremas, aceites, aerosoles, etc.), todos se formulan con la idea de que se pueda hacer masaje, y se recomienda que el masaje se realice mediante movimientos circulares y ascendentes, es decir, desde abajo (tobillo) hacia arriba (muslo), para favorecer el retorno venoso.
  • Tomar complementos nutricionales que mejoran la circulación y favorecen la eliminación de líquidos.
  • Utilizar medias elásticas de compresión ayuda mucho a aliviar los síntomas de las piernas cansadas. Deben ser prescritas por un médico especialista (en embarazo, sobrepeso, personas que trabajan de pie o sentadas, etc.), y es uno de los métodos paliativos más efectivos, ya que ejercen una presión gradual desde el tobillo hacia arriba, que hace que las piernas descansen y mejora la circulación, por lo que se favorece el flujo venoso y el drenaje linfático.
    Además, también combaten la hinchazón, la fatiga, y previenen la formación de edemas, en muchas ocasiones asociados a la presencia de varices.
  • Realizar tratamientos en centros especializados (presoterapia, mesoterapia, masajes de drenaje linfático, etc.)

Principios activos más utilizados en productos cosméticos para el alivio y la prevención de las piernas cansadas

 

1. Activos venotónicos y activadores de la circulación:

  • Ruscus aculeatus: venotónico, vasoconstrictor, antiinflamatorio y antiedematoso. Mejora mucho la resistencia capilar.
  • Hammamelis virginiana: venotónico, aumenta la resistencia capilar, antiinflamatorio y antiedematoso.
  • Vitis vinífera: venotónico, protector capilar, astringente y antiedematoso.
  • Ginkgo biloba: vasodilatador, aumenta la resistencia capilar, venotónico, diurético.
  • Aesculus hippocastanum: antiedematoso, antiinflamatorio, aumenta la permeabilidad capilar, vasoconstrictor y venotónico.
  • Hedera Helix: cicatrizante, vasoconstrictor, favorece el drenaje cutáneo.
  • Melilotus officinalis: venotónico, venoprotector, astringente, diurético y cicatrizante.

2. Activos refrescantes y antiirritantes:

  • Alcohol: es refrescante y aumenta el nivel de penetración en la piel.
  • Menthol: tonificante, activador de la microcirculación y refrigerante de larga duración.
  • Alcanfor: estimulante cutáneo y astringente, diurético que estimula la microcirculación.

Valoración Doctors & Labs

Cada vez son más las personas que sufren de piernas cansadas, ya que el estilo de vida actual y la falta de tiempo para realizar ejercicio agravan el problema, y aunque no exista ningún tratamiento curativo, queríamos daros unas pautas y consejos para su prevención y alivio.

La aplicación de cosméticos para aliviar las piernas cansadas es de gran ayuda, ya que el alivio que producen es inmediato. Las piernas se vuelven más ligeras y se refrescan al momento, y al acompañarlas de un buen masaje, ayudamos a estimular el retorno venoso.

Hay muchos productos disponibles en las farmacias y parafarmacias, y su fórmula suele asociar una combinación de los ingredientes más habituales que os hemos descrito. Además, su combinación con complementos nutricionales específicos puede mejorar mucho el problema, por lo que si queréis iniciar algún tratamiento paliativo, vuestro médico o farmacéutico os puede recomendar el que más se adapte a vuestros gustos y necesidades en cada caso.