Disfrutar de una melena de película como si la observáramos a cámara lenta, con ese bonito aspecto de limpieza ultra brillante, hidratación, ligereza y un largo etc. de adjetivos positivos, es el sueño de muchas personas, hombres y mujeres, especialmente los que llevamos el cabello largo.

Pero somos muchos los que tenemos un cuero cabelludo graso, que le da un aspecto sucio y apelmazado al cabello, nada que ver con la melena de película de nuestros sueños… ya que, las melenas grasas, cuando no están perfectamente impolutas, se mueven de forma compacta (si es que se mueven), ya que cogen peso, y pierden soltura y cuerpo.

¿Os reconocéis en esta descripción? Pues tenéis el cabello graso.

A veces esta grasa va acompañada de descamación del cuero cabelludo, y es cuando se perciben pequeñas placas de piel que se desprenden de la cabeza y se quedan pegadas al mismo cabello o bien quedan depositadas en la espalda o en los hombros; con el correspondiente aspecto antiestético. Esto es lo que comúnmente denominamos caspa.

Pero es que la caspa puede ser causada por una dermatitis seborreica, y aparte de su feo aspecto, puede que curse con un picor muy molesto, así que siempre es preferible que consultéis con un dermatólogo, mejor aún con un tricólogo, que son los dermatólogos especializados en todos los problemas relacionados con el cabello.

A parte de visitar a un médico especialista, ¿qué os podemos recomendar desde Doctors & Labs?

Os propondremos algunos champús que pueden ayudaros a mantener el cabello limpio por más tiempo, pero nunca os corregirán este problema al 100%.

Nos gustan:

Champú Sabal, del laboratorio Ducray, es un champú de tratamiento sebo absorbente, que ayuda a ofrecer un cabello de aspecto limpio y ligero. Debe combinarse con otro champú de uso frecuente como el champú Argeal, del mismo laboratorio, ya que Sabal es para utilizar como máximo unas dos veces por semana.

Cuando se utilicen estos champús, hay que dejarlos actuar unos 3 minutos, y después aclarar abundantemente.

Otro champú específico que os queremos recomendar para el lavado del cabello con exceso de grasa, es el Champú Anticaída Antiseborreico de Martiderm. Es un interesante champú que trata dos problemas a la vez, ya que además del control del sebo, contiene ingredientes concretos para tratar la caída del cabello. Y es de uso frecuente, por lo que se puede utilizar diariamente.

Un champú suave equilibrante de uso diario que no queremos dejar de recomendaros es Phytopanama, de laboratorios Phyto, ideal para combinar con el champú Phytocédrat, que es el champú concentrado seborregulador del cuero cabelludo graso del mismo laboratorio.

Pero si lo que tenéis es caspa severa, que os pica mucho, podéis utilizar el champú Phytosquam intense combinado con el Phytosquam, que es purificante, de uso frecuente, para cabello con tendencia grasa y con caspa, ambos de Phyto.

Para desenredar los cabellos grasos y no aportar nada de grasa, recurrimos habitualmente a los productos voluminizadores, ya que no dejan el cabello pesado ni apelmazado.

Una buena opción es el acondicionador a las fibras de lino de Klorane, extremadamente ligero.

Y los sprays desenredantes extra suaves como por ejemplo el Naturia de René Furterer, apto para toda la familia, son muy efectivos para conseguir cepillarse suavemente y sin tirones, pero hay que evitar ponerlo en la raíz del cuero cabelludo.

Queremos compartir con vosotras un truco muy efectivo al que recurrimos habitualmente para alargar el espacio entre lavados: se trata de usar un champú seco apropiado para el cabello graso. Nuestro favorito de venta en farmacia es el de Klorane: Champú seco seborregulador a la ortiga.  Este champú se pulveriza por la raíz del cabello, se deja unos minutos expuesto, y a continuación se retira con un cepillo o suavemente con una toalla.

Así, en lugar de lavar diariamente, podréis lavar en días alternos.

La realidad es que muchas veces nos preguntáis si es un error lavarse el cabello cada día.

El Doctors & Labs lo hemos consultado con varios dermatólogos, y lavarse el cabello no es ni malo ni bueno, la respuesta es sencilla: si está sucio, hay que lavarlo. Ya que si hay exceso de grasa, tampoco será bueno dejar el cuero cabelludo sucio, con exceso de seborrea, bloqueando el folículo pilo-sebáceo.

Además el efecto de cuero cabelludo graso se acentúa cuando practicamos deporte, ya que se suda, el cabello se pega al cráneo, y el sudor se mezcla con la seborrea, lo que empeora la situación y provoca mal olor.

Particularmente, en el equipo de Doctors & Labs, preferimos lavar el cabello frecuentemente, lo que se traduce en prácticamente todos los días, o como mucho en días alternos, ya que hacemos deporte. Por lo tanto, nuestra opinión es que mejor lavar aunque sea con una sola enjabonada, con el producto adecuado, pero que el cabello no se vea ni graso ni sudado.

Así que nuestra recomendación final es que consultéis con un dermatólogo, pero si no se da el caso, creemos que si utilizáis alguno de los champús que os hemos recomendado podréis sentir el cabello más limpio y ligero.

Y con respecto a la pregunta de lavar o no frecuentemente, creemos que hay que hacer lo que cada uno de vosotros consideréis más adecuado, porque cada uno conoce su situación personal, si hacéis o no deporte, si trabajáis en una cocina o en una oficina, si tenéis tiempo o no… etc.

Pero recordad: sin limpieza, no hay belleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here