¿Sois de los que cuando oléis la primavera ya estáis deseado pisar la arena de la playa?
Son muchas las personas que sienten que recargan sus energías cuando se exponen tumbadas al sol, sintiendo como el gran astro sol acaricia suavemente su piel.

Y otras simplemente se sienten mejor cuando los primeros rayos de sol rompen ese color blanquecino, grisáceo o cetrino que traemos de todo el invierno, es una cuestión de percepción personal.

Sea cual sea el motivo: por vernos mejor, por sentirnos mejor, por el placer de romper con la rutina, por salir de la ciudad, etc…, muchos lectores realizareis una escapada a la playa en estos días de vacaciones de Semana Santa.

Y aquí es cuando os queremos dar unos consejos

Si no lo habéis hecho durante todo el año, antes de exponerse al sol, al menos un par o tres de días antes, sería conveniente realizarse una exfoliación corporal acompañada de una buena hidratación.

Cómo exfoliante corporal nos gusta el Gommage Crushed Cabernet de Caudalie, combinada con la hidratante corporal de Isdin con urea: Ureadin Loción 10%. Pero si preferís algo más sensorial, el Aceite Prodigioso de Nuxe es uno de nuestros productos favoritos tanto para cuerpo, rostro y cabello.

Respecto a los pies, esos eternos olvidados… Igual que con la piel del cuerpo, lo ideal sería exfoliarlos e hidratarlos bien.

Si queréis hacer un tratamiento de choque, de renovación total de la piel de vuestros pies, os recomendamos Podosan Calcetines Efecto Peeling, la única advertencia que os hacemos es que os vais a pelar de forma notable, es decir, será visible, así que lo ideal sería hacer el tratamiento 10 días antes de enseñar vuestros pies al sol.

Producto disponible en Amazon.es

Como hidratantes específicas de pies somos muy fans de la urea en altas concentraciones como las que contienen las presentaciones: Ureadin Gel Oil, del laboratorio Isdin, así como Xerial 30 o Xerial 50, estas dos últimas del laboratorio SVR.

En Doctors & Labs creemos mucho en la fotoprotección oral como refuerzo a la fotoprotección tópica.

Normalmente, 15 días antes de tomar el sol somos partidarios de empezar a tomar una cápsula diaria de Heliocare 360 cápsulas, ya que notamos que refuerza la resistencia de la piel en la exposición solar, son cápsulas con ingredientes antioxidantes, y ayudan en la reparación del daño solar.

Producto disponible en Amazon.es

Atención, ¡que quede claro que la fotoprotección oral no sustituye nunca a la fotoprotección tópica!

Concretamente con respecto a la exposición solar directa, el primer consejo que os ofrecemos (y es el que os darán todos los profesionales del sector), es exponerse al sol muy poquito a poco, y con alto factor de protección solar, gorro y gafas.

En efecto, debería de ser un baño de sol de no más de 1 hora, entre las 8:00 y las 11:00 o bien entre las 17:00 y las 19:00 h. Hay que evitar a toda costa quemarse, porque cuantas más quemaduras, más probabilidades de tener un cáncer de piel a posteriori.

Productos con alto factor de protección que nos gustan

Heliocare 360 SPF 50 Mineral Tolerance Fluid, y Skinceuticals Mineral Radiante UV Defense SPF 50, para aquellas personas extremadamente sensibles o que no desean utilizar filtros químicos en su piel. Ambas son presentaciones para el rostro.

Fusion Water SPF 50+, de Isdin, y Heliocare 360 SPF 50 Gel Oil free, ambas presentaciones gustan mucho en todo tipo de pieles, no solo a las grasas, ya que no dejan rastro pegajoso, al contrario, es lo que se llama Tacto Seco.

Photoderm Max Brume Solaire SPF 50+ de Bioderma y A-Derma Protect Spray SPF 50+. La primera presentación es un spray ultraligero en bruma para adultos, y la segunda es una leche fluida también en spray, ambas de muy fácil aplicación.

Y por último, pero no menos importante, para reforzar la fotoprotección que os hayáis aplicado con anterioridad, nos gusta el Agua Hidratante Hydrabio SPF 30 de Bioderma.

Es un pequeño spray perfectamente transportable, que nos permite reaplicar el fotoprotector cuando ya vamos protegidos, pero queremos un plus porque estamos caminando o nos hemos sentado en una terraza a tomar un aperitivo o un café… es ideal para rehidratarnos a nivel cutáneo y renovar la fotoprotección discretamente.