Tradicionalmente, el 14 de Febrero es el día de los enamorados, pero desde el año 2003, es también la fecha elegida por la ALIANZA EUROPEA PARA LA SALUD SEXUAL (ESHA), para concienciar de los problemas sexuales que sufren muchos hombres y mujeres en toda Europa.

En España, la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA LA SALUD SEXUAL (AESS) también apoya esta iniciativa promoviendo desde el año 2012 la campaña: “Por San Valentín, habla con tu pareja”.

Son muchos y variados los problemas de disfunciones o patologías sexuales tanto en hombres como en mujeres, provocados por distintos motivos: psicológicos, fisiológicos o por enfermedad. Y si bien es cierto que las personas no suelen revelar ni a su entorno más íntimo, que padecen algún tipo de problema en el ámbito sexual, no por ello deben sentirse solos o desamparados, porque cada vez son más los profesionales preparados para ayudarles.

Y con campañas como la de la AESS: “Por San Valentín, habla con tu pareja”, se promueven las conversaciones en la pareja y se aprende a tratar las dificultades con naturalidad. También se crea una conciencia general de que los problemas sexuales deben hablarse para poder tratarse, y se intenta que dejen de ser un tabú.

La sexualidad es un derecho básico del ser humano que incluye la capacidad de disfrutar, el deseo de contacto, intimidad, ternura, amor, expresión emocional, de acuerdo a una ética personal y social.

El desarrollo pleno de la sexualidad es fundamental para el bienestar individual, interpersonal y social.

Según la psicóloga y sexóloga Cristina Martínez, colaboradora de AESS, en general a la mujer le cuesta expresar sus deseos, gustos y fantasías. En cambio al hombre le resulta difícil iniciar una conversación cuando tiene problemas de erección, ya que él siente que está en juego su virilidad, por lo tanto su autoestima y valía.

La Dra. Francisca Molero, directora del Instituto Clínico de Sexualidad de Barcelona, explica que las mujeres acuden a su consulta con problemas de anorgasmia o vaginismo, inclusive aunque no tengan pareja.

En el caso de los hombres, es distinto: ellos son más bien reacios a contactar con un profesional, sobretodo a partir de determinadas edades, y son las mujeres las que intentan convencer al marido para que vayan a la consulta cuando hay un problema de disfunción eréctil. En este caso, el hombre evita cualquier tipo de relación con su pareja de tipo sexual y de tipo afectivo.

En cambio, si es la mujer la que padece de falta de deseo, suele ser el hombre el que la convence para ir a la consulta.

Los problemas de sexualidad no sólo afectan a quién los padece directamente, sino que se convierten en un problema de dos, ya que uno lo sufre en su persona, y el otro lo sufre en la situación que se crea en la pareja.

¿Qué problemas más habituales se padecen?

En HOMBRES:

  • Disfunción eréctil
  • Eyaculación retardada
  • Eyaculación precoz
  • Enfermedades de Transmisión Sexual

En MUJERES:

  • Falta de deseo sexual
  • Ausencia de orgasmos (anorgasmia)
  • Dolor en el coito
  • Vaginismo
  • Enfermedades de Transmisión Sexual

Desde la AESS, se recomienda a las parejas que quieran solventar sus problemas de relación sexual que hablen entre ellos, y que luego busquen ayuda profesional para resolverlos.

Pero para hablar, hay que encontrar el momento apropiado, con una actitud relajada y empática, sin estar pendientes de otros asuntos que nos distraigan. Nos aconsejan empezar hablando de uno mismo, con sinceridad y sin acusaciones, porque de esta manera, el otro miembro de la pareja se muestra más dispuesto a escuchar, a participar y a buscar conjuntamente una solución.

Todos los profesionales: psicólogos, sexólogos, ginecólogos… nos han explicado siempre que el principal órgano sexual es nuestro cerebro, es por este motivo que si queremos disfrutar del sexo tenemos que empezar por una buena comunicación, dedicar tiempo a conocer las necesidades de uno mismo y las de la pareja.

Durex afirma: “sólo tú y tu pareja podéis decidir lo que es bueno para vosotros o lo que os viene de gusto”.

Beneficios De La Sexualidad Plena

Según el Dr. Santiago Cedrés, la sexualidad satisfactoria protege del infarto, evita la falta de concentración y de memoria, es un gran antidepresivo y ayuda a rejuvenecer.

Algunos estudios demuestran que la actividad sexual actúa en todo el organismo como un estupendo tratamiento para el aparato cardiovascular, para la concentración y la memoria, para fortalecer las defensas, para combatir la celulitis -por activación de la circulación sanguínea- y para perder peso: ya que en un acto sexual se pierden entre 150 y 190 calorías, lo que equivale a caminar unos 25 minutos a ritmo normal.

También evita el envejecimiento porque las glándulas sudoríparas secretan más agua y aceites, ayudando a hidratar y proteger la piel.

Sabemos que si queremos vivir más y con mejor calidad de vida, deberemos tener una alimentación adecuada, realizar ejercicio de forma regular, y controlar nuestro estado de estrés y ansiedad. Pero los médicos nos añaden desde hace ya algunos años un nuevo factor fundamental: disfrutar del sexo.

El cómo hacerlo… ya es decisión nuestra.

Valoración Doctors & Labs

Está claro que dentro de la Belleza saludable está incluida la Salud Sexual, ya que ésta influye directa e indirectamente en nuestro aspecto, belleza y actitud.

Así que desde Doctors&Labs, apoyamos la iniciativa de la AESS y os animamos a que por San Valentín habléis con vuestra pareja para mejorar vuestra vida sexual, y si tenéis algún problema, que lo empecéis a hablar y os pongáis en manos de profesionales…porque con una buena actitud y la terapia adecuada, podéis recuperar vuestra salud sexual y disfrutar plenamente del sexo y los beneficios que nos proporciona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here