Los dermatólogos a diario atendemos pacientes que quieren saber cómo eliminar o mejorar las manchas de la cara. Muchos pacientes tienen manchas debidas a la edad y al sol recibido durante toda la vida. Estas manchas son fácilmente solucionadas con el láser.

Sin embargo, hay otro tipo de manchas en la cara, típicas de mujeres de 25 a 45 años que no son tan fácilmente eliminadas con láser. Se trata del melasma, también conocido como cloasma o manchas hormonales, ya que las hormonas sexuales femeninas juegan un papel muy importante en su aparición. Algunas pacientes que han hecho varios tratamientos (láser, peeling, cremas varias,…) sin mejoría o con mejorías parciales y transitorias, acaban por tirar la toalla y asumir que su problema estético no tiene solución.

Así pues, ¿tiene solución o no?…la respuesta es . Pero eso no quiere decir que sea fácil y rápida.

melasmaPara abordar correctamente este problema lo primero que hay que entender es que la base del tratamiento es con productos despigmentantes tópicos, es decir, con cremas. Realizar un tratamiento con láser sin previa preparación de la piel y sin mantenimiento posterior es perder el tiempo y el dinero. El uso de los principios activos adecuados (hidroquinona, ácido kógico, vitamina C, retinol,…), con sus concentraciones óptimas y el tiempo adecuado permite conseguir unos resultados muy satisfactorios.

Es en un segundo momento, normalmente 6-8 semanas después de iniciar el tratamiento tópico en casa,  cuando el dermatólogo deberá realizar algún tratamiento en consulta para acabar de eliminar las zonas más resistentes.

En nuestra experiencia, el láser de Nd 1064 nm Q-switched es el más efectivo ya que permite eliminar el pigmento que está en las capas más profundas de la piel y con menos sesiones que con el IPL (luz pulsada intensa).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here