Ventosas clásicas de moda otra vez

0
ventosas-clasicas-de-moda-otra-vez

Succionar con la boca para sacar un veneno es un acto instintivo. La ventosa es un paso más en la succión.

Los tratamientos con ventosas o “cupping” forman parte de la Medicina Tradicional China.

Estos tratamientos se remontan a la antigüedad, pero a veces, como ha pasado este verano con un nadador olímpico, salen a la luz y con ellas la polémica, así como cuando han sido algunas de las estrellas de Hollywood las que han mostrado las marcas.

El tratamiento con ventosas, consiste en aplicar las mismas (forma de campana), en diferentes zonas del cuerpo. Se trata de aplicar el vacío para provocar estímulos cutáneos y tisulares.

El espacio de presión negativa creado, tira de manera evidente la piel hacia fuera. No siempre quedan grandes marcas.

Estas ventosas se pueden aplicar en cualquier parte del cuerpo donde exista dolor.

A través de la Medicina Tradicional China sabemos que las ventosas producen activación del sistema linfático, promueven la circulación sanguínea y facilitan la cicatrización. Tratamos el estancamiento de Qi y de sangre en los meridianos (descritos por la medicina china).

Las ventosas clásicas suelen ser de cristal, bambú, cerámica o arcilla. Hacemos el vacío quemando una bola de algodón en el interior. Las modernas son de plástico con la ayuda de una bomba de aspiración.

Se pueden aplicar de varias formas: aplicación fija, poner y sacar varias veces y pueden moverse una vez aplicadas con una base de aceite o crema para que puedan deslizarse sin dañar la piel.

¿En que nos pueden ayudar las ventosas?

  • Efecto relajante muscular.
  • Efecto analgésico.
  • Hiperemia local.
  • Eliminación factores patógenos externos como frío y humedad.
  • Activación de la circulación de la sangre.

Podemos utilizar ventosas secas o ventosas sangrantes. Es importante una exploración minuciosa para determinar las zonas a tratar y de qué forma. Tanto si encontramos nódulos duros y fríos como calientes y aplicamos una de las dos técnicas podemos ver resultados sorprendentes.

Su uso se remonta a China hace más de 3000 años. También las utilizaron los egipcios y dejan constancia de su uso Galeno e Hipócrates. Así mismo la medicina árabe las ha utilizado desde hace muchos años. Según los cronistas se introducen en Europa en el siglo XIX.

Actualmente los médicos acupuntores las usamos con frecuencia en nuestros tratamientos, así como fisioterapeutas, terapeutas manuales etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here