Verdades y mitos de los parabenos

0
verdades y mitos de los parabenos

Mucho se ha escrito en los últimos años sobre los parabenos. Se les tiene considerado como substancias nocivas, a evitar en los productos cosméticos y de aseo personal. Pero qué es verdad o qué es mito en relación con los parabenos?

Definición

Los parabenos son conservantes, derivados del ácido para-hidroxibenzoico, que desde hace varios años, se utilizan en una amplia gama de productos cosméticos y de cuidado personal, además de estar presentes en preparados farmacéuticos y/o en la industria alimentaria.  Los más utilizados son: el  metil, etil, propil y butil parabenos.

Cada uno presenta diferentes propiedades químicas, razón por la cual normalmente  en un mismo producto o una misma formulación cosmética tendrá más de un tipo de parabeno para una mayor eficacia.

Dónde se encuentran

Un estudio estimó que los parabenos estarían presentes hasta en un 44% de los cosméticos, y normalmente se pueden encontrar en productos como el jabón de manos, hidratantes, champús y acondicionadores capilares, limpiadores faciales, base de maquillaje, lápiz labial, rímel, gel o espumas capilares, pasta de dientes y fotoprotectores. En la industria alimentaria se puede encontrar en mermeladas, jaleas, …. en concentraciones de hasta el 0,1%.

Aunque los parabenos utilizados a nivel comercial son de origen sintético, algunos son producidos por algunos microorganismos y algunas plantas como arándanos, zanahorias, aceitunas, fresas, entre otras (metilparabeno principalmente).

La exposición diaria media total y por persona a los parabenos, está estimada en 76 mg, de los cuales los cosméticos y productos de cuidado personal representan 50 mg, 25 mg en los productos farmacéuticos, y 1 mg en los alimentos.

Es tan generalizado su uso que, estudios han confirmado su presencia en aguas residuales, ríos o en los suelos de las casas.

También se ha detectado su presencia en los tejidos humanos y fluidos corporales (orina, suero, leche materna y líquido seminal), pero el hallazgo de su presencia en el tejido mamario de pacientes con cáncer de mama fue lo que hizo saltar las alarmas recientemente.

Parabenos y el cáncer de mama

Es conocido que los parabenos poseen actividad estrogénica, al tener capacidad de unión a receptores estrogénicos, aunque con afinidad 10.000 a 1.000.000 de veces inferior al estradiol.

De esta forma se plateó la hipótesis que esta propiedad podría desempeñar algún papel en el desarrollo o promoción del cáncer de mama.

Sin embargo estudios recientes dan conclusiones contradictorias y no conclusivas. De forma paralela, también es objeto de estudio el efecto de los parabenos en el sistema reproductivo masculino, y se ha  propuesto que podrían disminuir el número y la actividad del esperma. Los estudios actuales a este respecto igualmente han encontrado resultados contradictorios.

Parabenos y la piel

Los parabenos, como otros conservantes, pueden ser responsables de alérgicas cutáneas, en forma de eczemas. Las tasas de sensibilización oscilan entre 0,5% y 3,5%. Esta frecuencia es de las más bajas entre los varios conservantes utilizados en cosméticos.

Por lo tanto, podemos afirmar que los parabenos son muy seguros y bien tolerados en la piel.

Esto siempre y cuando se cumplan las recomendaciones sobre su concentración: 0,4% para cualquier parabeno utilizado de forma separada, y el 0,8% para las concentraciones totales de parabenos.

Puntos clave

Con los estudios actuales, no hay evidencia científica suficiente para afirmar  que el uso de parabenos, a las concentraciones recomendadas, es prejudicial para la salud, y que esté relacionado con el desarrollo del cáncer de mama; y que por tanto no requiere establecer medidas regulatorias adicionales o restrictivas sobre su utilización.